¿Playoffs? 5 claves del resurgir de los Suns en la burbuja NBA y sus cuentas para llegar al Play-in

¿Playoffs? 5 claves del resurgir de los Suns en la burbuja NBA y sus cuentas para llegar al Play-in

Los Suns aterrizaron en Orlando con un balance de 26 victorias y 39 derrotas, lejos del octavo puesto del Oeste y con muy reducidas opciones de alcanzar incluso el ‘play in’, que le permitiría luchar por esa última plaza de Playoffs en su Conferencia, pero han arrancado la aventura en la burbuja con seis victorias seguidas y ya sueñan con la hazaña: Wizards, Mavs, Clippers, Pacers, Miami y Oklahoma City han caído ante el equipo de Monty Williams. Primero igualaron a los Spurs en la tabla y luego los superaron como a Kings y Pelicans. Ya tienen a tiro a los Blazers, novenos en el Oeste.

Philadelphia y Dallas esperan en los dos partidos restantes. Pero los Suns se han metido en la pelea. Su 6-0 en la burbuja es todo un empujón de moral que les ayudará a la hora a afrontar los dos encuentros que le quedan a los de Arizona en esta peculiar regular season. Al margen de lo que hagan los Blazers (33-39), Philadelphia y Dallas se interponen entre los Suns y el objetivo de las eliminatorias por el título.

La hoja de ruta, para llegar a la eliminatoria de Play-in, ahora mismo es simple:

  • Ganar sus dos partidos restantes.
  • Que Portland pierda alguno de sus compromisos (Dallas y Brooklyn) o que Memphis pierda sus dos partidos (Boston y Milwaukee). Si (además) todo ello sucediera, Phoenix entraría como octavo al Play-in.

¿De dónde sale ese gran rendimiento de Phoenix en la burbuja? Estas son sus 5 claves:

Juegan muy rápido… pero defienden bien

Recibir muchos puntos no tiene por qué necesariamente significar defender mal. Por ejemplo, si tu ritmo de juego es muy elevado, el partido tendrá muchas posesiones y por tanto el marcador posiblemente se dispare. Ese es el caso de los Suns. Están jugando a casi 104 posesiones en la burbuja, pero solo permiten 106 puntos por cada 100 posesiones, el equivalente a la cuarta mejor defensa en toda la NBA durante la reanudación de la temporada. Una de las claves es que dejan a los rivales por debajo del 29% en triples.  La muestra es pequeña, pero las sensaciones están siendo muy positivas.

Devin Booker, estelar

30.3 puntos por partido en la burbuja, la canasta ganadora (de altísima dificultad) ante los Clippers y un paso adelante evidente. Involucrado en la creación de ventajas para el resto (6 asistencias por partido), sobre todo cuando la situación más lo requiere (20 pases de canasta en sus últimos tres partidos). Un talento extraordinario para atacar y cada vez mejor toma de decisiones. Booker no ha ido de vacaciones a Orlando, quiere los primeros Playoffs de su carrera.

De Rubio a Ayton

La conexión base-pívot está funcionando. Ricky Rubio está promediando 13.3 puntos, 6.8 asistencias y 5.3 rebotes, con un 50% en tiros de tres (1.8 anotados por encuentro) y solo 2.5 pérdidas Pero no es que rinda individualmente, sino que (sobre todo) facilita la labor del resto. Jugar con Rubio es sencillo porque interpreta muy fácil el juego y las necesidades de su equipo. De las ocho canastas de Ayton por duelo, dos llegan a través de pases del español. El interior va a más, ha firmado dos actuaciones de +20 puntos y 10+ rebotes. Y su presencia en la pintura es determinante para un equipo que opta por jugar con formatos de solo un pívot y, además, le exige mucho a nivel físico.

La irrupción de los Cam’s

Tanto Cameron Johnson como Cameron Payne están jugando a gran nivel. Johnson afronta su primer año en la Liga pero en Orlando el técnico de Phoenix, Monty Williams, está dejando claro que es una pieza angular del proyecto. Cerca de 33 minutos por partido, para 14 puntos y 7 rebotes de media, siendo capaz de amenazar desde el triple o colaborar en la gestión del balón. Payne está siendo un factor desde el banquillo, con 11 puntos en 22 minutos y excelentes porcentajes exteriores (50% en triples). La segunda unidad está funcionando y él es un gran responsable de ello. Dos jugadores en principio secundarios que están brillando por encima de lo esperado.

La gestión de los minutos finales

Los Suns han tenido muchos problemas esta temporada para resolver los finales de partido. Han perdido 8 de los 12 partidos resueltos por 3 puntos o menos y su net rating (diferencial de puntos a favor y en contra por 100 posesiones) en los últimos períodos (-3.6) ha sido el cuarto peor en toda la NBA. Esto ha cambiado en Orlando. Su +5.1 en net rating lo deja claro. La defensa ha rendido a gran nivel en los últimos períodos y los dos finales apretados (ante Dallas y Clippers) han sido resueltos con triunfo.