Tapones que decidieron partidos de ‘playoffs’: Adebayo, LeBron, Prince…

Tapones que decidieron partidos de ‘playoffs’: Adebayo, LeBron, Prince…

A lo largo de la historia se han dado varios partidos de los NBA Playoffs en los que un tapón ha sido la acción decisiva...

Los Playoffs de la NBA siempre han tenido la impronta de tensión competitiva, de emoción y de verdadera lucha de la que carece la fase regular por el mero hecho de que la pugna por el título está estipulada para la parte final de las campañas, las eliminatorias que deciden los campeones de Este y Oeste y batallan en las Finales. Eso no quiere decir que las acciones que vemos en la regular season sean menos espectaculares, sino que el plus de hacer una gran jugada en los playoffs es el de hacerla cuando de verdad importa para el resultado final de un equipo.

El taponazo de ‘Bam’ Adebayo a Jayson Tatum, casi en el mismo aro, para abrir las finales de la Conferencia Este de 2020 entre Celtics y Heat es una de esas acciones para recordar siempre, de las que vale un partido pero de las que además el espectador goza por ser tremendamente espectaculares. El hecho de que sea un tapón, más violento, que un robo o una asistencia le añade más poderío a una victoria en los Playoffs NBA. Conviene bucear en el pasado para ver otras acciones similares que han resultado definitivas para el resultado de un partido jugado a esas alturas.

Playoffs NBA: de tapones ganadores va la cosa

El tapón más recordado es además el más reciente. El de LeBron James a Andre Iguodala en 2016. Ahí se añaden muchos ingredientes más que han hecho que se le denomine ‘El Tapón’, como categoría y apodo en sí mismo. La remontada que estaban haciendo los Cavaliers en aquellas Finales, con 3-1 abajo, ante los Warriors del 73-9 y jugando en casa, con un LeBron superlativo que quería darle el primer Anillo de la historia al equipo de vida, con un duelo ante el jugador encargado de secarle… Con menos de dos minutos en el reloj, 89-89 en el marcador y los Warriors en pleno estallido de su demoledor juego James saltó desde su casa para ponerle, ‘in extremis’, una boina inigualable a un Iguodala que ya veía el balón en el aro. Fue un golpetazo contra el balón y de éste contra el tablero que retumbaron en un ya de por sí ruidoso Oracle Arena. Hubo otras jugadas, como el triple de Irving o la defensa final de Love, que quizás fueron más decisivas, pero el tapón de LeBron James a un jugadorazo como Andre Iguodala es la que permanece en la historia como la definitiva para esa remontada incomparable.

La anterior supuso ganar un campeonato pero ésta otra fue clave para llegar hasta otro. Un poco más lejos, es una finales del Este como las de Celtics y Heat pero 2004 y con Indiana Pacers y Detroit Pistons. Era 24 de mayo y se disputaba el segundo partido de la serie, con los locales habiendo ganado el primer encuentro y teniendo cerca el segundo. Estos dos equipos se acabarían pegando meses después en The Palace of Auburn Hills durante una de las noches más bochornosas de la historia de la NBA, pero en ese momento mostraban otra lucha algo más deportiva pero también intensa. En los momentos finales de partido salió uno de los comodines de Larry Brown, el alero Tayshaun Prince, para ponerle un tapón a Reggie Miller, la estrella de los Pacers, para asegurarse la victoria. Con 67-69 para los de Detroit y una acción de contraataque aparentemente sencilla para uno de los anotadores más fieros de siempre, Prince se tiró con todo a bloquear la bandeja de Miller y lo logró a costa de sacrificar su propio cuerpo dándose de bruces contra el público. Los Pistons igualaron aquel día la eliminatoria, la ganaron y se llevaron el campeonato a casa superando a los Lakers en la serie decisiva.