Porzingis se despide de Carmelo, asume sus galones de los Knicks y explica su relación

Porzingis se despide de Carmelo, asume sus galones de los Knicks y explica su relación

La salida de Melo rumbo a los Thunder supone el inicio de una nueva era en los Knicks. Sin Anthony, el jugador franquicia del conjunto que dirige Jeff Hornacek será Kristaps Porzingis. En su tercera temporada en la NBA, el ala-pívot tendrá la oportunidad de liderar a los de Nueva York, así como la responsabilidad de devolver a puestos de playoffs a un equipo histórico tras cuatro años de sequía.

Un reto que no asusta al letón. «Estoy preparado para este desafío. Me he estado preparando para este momento», comenta para el portal New York Daily News. Aunque su destino pudo haber sido muy diferente.

Tras una temporada complicada (31-51), en la que Porzingis se perdía algún partido por problemas físicos, el verano no comenzaba bien para el letón. Se ausentaba de la entrevista de final de campaña, y los rumores sobre una posible salida de los Knicks se disparaban. Su relación con Phil Jackson no era buena, pero finalmente era este el que abandonaba Nueva York. Un periodo estival que el ala-pívot quiere olvidar cuanto antes. 

«Para ser sincero, me encantaría que este año fuera un nuevo comienzo. Todo lo que busco es un comienzo nuevo y no hablar sobre este tema más», declara Porzingis al respecto.

Un verano que el letón cerraba vistiendo por primera vez la camiseta de su Selección Absoluta, con la que disputaba el Eurobasket.«Fue importante desconectar de todo. Estuve trabajando en mi juego y descansando la mente. Este verano continué trabajando duro para ponerme en esta posición. Llego con la mente fresca. No quiero cargar nada de la pasada temporada». 

Porzingis también valora la salida de Anthony, al que considera «un mentor y mi hermano mayor desde el primer día». El ala-pívot afirma que «le escribí para decirle que aprecié poder haber aprendido de él. Tenerle a mi lado fue importante para mí. Le respeto mucho. También le dije que si no se lleva su Rolls-Royce, yo cuidaré de él».