Ricky ayuda a Pau ganando a los Wizards y frustra a Wall: «Era el partido del año» (Vídeo)

Ricky ayuda a Pau ganando a los Wizards y frustra a Wall: «Era el partido del año» (Vídeo)

La lucha por los playoffs en el Este está al rojo vivo. Los Detroit Pistons ocupan en este momento la octava plaza que le enfrentaría en este momento a los Cleveland Cavaliers. La afianzaron aún más tras vencer a los Charlotte Hornets esta pasada madrugada (112-105) y aprovechando la derrota de los Wizards ante los Minnesota Timberlwolves en su propio pabellón (129-132, tras dos prórrogas).

Un notable Ricky Rubio (13 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias, aunque con 4/12 en tiros de campo) quiso echar un ‘cable’ a su amigo Pau Gasol consiguiendo un triunfo ante un rival directo de los Chicago Bulls para intentar dar caza a los Pistons. Con su victoria, sobreviviendo en dos ocasiones (los locales tuvieron dos tiros claros de Bradley Beal (26 puntos y 4/7 triples, que falló para haber ganado el choque antes de cada tiempo extra) los Wolves se llevaron su segundo triunfo consecutivo. Desde febrero no lo conseguían.

Con un Karl-Anthony Towns de nuevo a un gran nivel (27 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias, metiendo además la canasta que ponía 3 arriba a su equipo antes de la jugada final) los de Sam Mitchell ganaron su 12º de la temporada fuera de casa y dejaron hundido a John Wall (22 tantos y 16 asistencias): «Es bastante devastador. Sabíamos lo importante que era, quizás, el partido del año».

Su entrenador, Randy Wittman, fue más claro aún en las explicaciones: «Perdimos el partido en el primer tiempo. Salimos sin intensidad en defensa y permitimos que ellos se sintieran cómodos». Esa seguridad en ataque la plasmaron los Wolves en el tiro libre (22/22). Además, Markieff Morris salió lesionado por los locales en el primer cuarto y no volvió a jugar. El que si lo hizo fue Marcin Gortat (19+14) que falló dos lanzamientos clave para forzar la tercera prórroga. Los Wizards se quedan a 3 partidos y medio ya de los Pistons.