Exhibición de Ricky Rubio ante un gran Luka Doncic

Exhibición de Ricky Rubio ante un gran Luka Doncic

Ricky Rubio lideró a unos Phoenix Suns con Booker y Ayton cargados de faltas y dio la vuelta a un partido muy cuesta arriba ante los Dallas Mavericks

Los Phoenix Suns remontaron ante los Dallas Mavericks y se llevaron una victoria que les permite soñar con los playoffs, y Ricky Rubio fue uno de los grandes protagonistas de la vuelta en el marcador de su equipo. El base español se marchó a los 20 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias para llevar las riendas de una ofensiva en la que fue el máximo anotador de su equipo por detrás de los 30 puntos de Devin Booker.

Fue sin Booker ni Deandre Ayton (7 puntos y 8 rebotes) en pista cuando Ricky Rubio tiró de galones y lideró un quinteto sin dos de las máximas figuras de los Suns, hasta el punto de que un parcial de 13-6 (36-19 en el tercer cuarto) sirvió para que el conjunto de Arizona se pusiera por delante en el marcador.

«Este tipo de partidos nos van a ayudar a crecer, especialmente a un equipo joven como el nuestro. Esto no se puede entrenar. Venir aquí nos ayudará. Ahora que estamos así, las opciones [de entrar en playoffs] son muy pocas, pero las tenemos. Por eso estamos aquí», explicó Ricky Rubio tras el encuentro. «El nivel físico no es el óptimo después de estar parado, pero creo que a todos nos ha pasado. Pasé el covid y llegué un poco más tarde y estoy un poco cogiendo el ritmo. Se hace lo que se puede. Que no haya viajes ayuda muchísimo. Hay que intentar hacer todo lo posible para estar sano».

En los 32 minutos que estuvo en pista Ricky, el point guard firmó un +/- de 12, siendo el mejor, no sólo de su equipo sino de todo el partido. Con Booker y Ayton cargados de faltas en gran parte del choque, el internacional supo dirigir a los Suns y sacar el mejor partido de la aportación de un banquillo que respondió con él llevando la voz cantante sobre la cancha. Si a sus números ya citados se sumamos la seguridad en el tiro de la que hizo gala (41.2% en tiros de campo y 66.7% en triples con un 2/3), estamos hablando del actor principal en un equipo que no quiere pasar sin pena de gloria por la burbuja de Orlando, al que no fue capaz de tumbar la pareja de estrellas de los Dallas Mavericks, formada por Luka Doncic (40 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias) y Kristaps Porzingis (30 puntos y 8 rebotes).