Ricky Rubio, temporada para olvidar. No jugará más por sus problemas de tobillo

Ricky Rubio, temporada para olvidar. No jugará más por sus problemas de tobillo

La 2014-15 no ha sido la temporada de Ricky Rubio. A seis partidos para la finalización del curso los Timberwolves, y sin opción alguna de postemporada (colistas del Oeste), han decidido no forzar al base del Masnou que aún no está totalmente recuperado de sus dolencias de tobillo tal y como ha confirmado Flip Saunders.

El entrenador y GM de la franquicia ha asegurado que al base español le quedaría un mes para volver a estar al 100%. Y es que un esguince grave en su tobillo derecho al inicio de la temporada (8 de noviembre en Orlando) hizo que se perdiera 42 partidos hasta su reaparición el pasado 17 de febrero.

Pero Ricky recaía ante los Raptors el pasado 18 de marzo y no ha vuelto a pisar el parquet. 10,3 puntos, 8,8 asistencias, 5,7 rebotes y 1,7 recuperaciones han sido sus promedios en los 22 partidos jugados. El internacional español tiene tres años más de contrato tras renovar el pasado verano por cuatro campañas y un total de 55 millones de dólares.

Esta no es la primera temporada en la que las lesiones se convierten en un quebradero de cabeza para Ricky que sólo pudo jugar un total de 41 partidos en la 2011-12, la de su debut en la NBA, por una rotura de ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda que le tuvo de baja desde el 10 de marzo hasta el 16 de diciembre de 2012.