NBAEstás viendo//La anécdota de Shaquille O'Neal que no conoces y que aterraba a todos sus compañeros en el vestuario
La anécdota de Shaquille O’Neal que no conoces y que aterraba a todos sus compañeros en el vestuario

La anécdota de Shaquille O’Neal que no conoces y que aterraba a todos sus compañeros en el vestuario

Hablar de Shaquille O’Neal y sus anécdotas es como mirar al océano y buscar un final. El ex jugador y ahora comentarista nos ha sorprendido de muchas maneras pero nunca habíamos conocido una de sus costumbres cuando estaba en Arizona. En una entrevista concedida a ESPNAlvin Gentry, ex entrenador de los Suns, nos revela algo que tenía aterrados a los integrantes de la franquicia:

«Lo que hizo fue bastante importante, cada pocos días o cada semana, él decidió que tenía que hacer un concurso de lucha libre brasileña desnudo. Tu no sabías cuando lo iba a hacer pero sabías que un tipo de 2,15 y 140 kilos iba a atravesar la puerta, desnudo e iba a correr a toda velocidad, te iba a coger, poner contra el suelo y se revolcaría contra ti 5 veces. Siempre decía a los entrenadores quién era el objetivo, por lo que estaban preparados, pero ellos nunca sabían quien iba a ser».

Imagínense a un tipo así viniendo de frente a por ti en ‘pelotas’ para tirarte al suelo….

QUIZAS TE INTERESE

Al comienzo  del siglo XXI, existió una corriente circular en el tiempo donde los títulos caían como fichas de dominó, precipitándose hacia un vórtice de éxito infinito alimentado por Shaquille O’Neal y Kobe Bryant. Jamás tres anillos consecutivos supieron a tan poco.

Sobre el confeti blanco, rojo y azul que yacía en el Palacio de Auburn Hills, caían las lágrimas de los aficionados lacustres. Al son trágico y majestuoso del Wir setzen uns mit Tränen nieder, los últimos compases de La Pasión de San Mateo de Johann Sebastian Bach, se postraban entre lágrimas, suplicando a los dioses Shaquille Rashaun O’Neal y Kobe Bean Bryant que no derramaran más sangre fratricida, que no derrumbasen el Templo Del Triángulo Zen, que no fundieran el oro de Larry O’Brien que les pertenecía. No hubo respuesta. Caía el imperio, sin compasión, el 15 de junio de 2004.

Seguir leyendo

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)