AMERICAN LEGENDS DOMINO´S BY AJEROEstás viendo//Historias de zapas. Cómo James Harden cambió el juego, por Jose Ajero
Historias de zapas. Cómo James Harden cambió el juego, por Jose Ajero

Historias de zapas. Cómo James Harden cambió el juego, por Jose Ajero

El verano de 2015 Adidas volvía a la vida. No era cuestión de pasta. Era más de tino, de acierto. En cierto partido de liga callejera, Khloe Kardashian lucía una beisbolera con las tres franjas. Era la confirmación oficial de que su novio -también oficial por esas fechas- había tomado la decisión.

James Harden firmaba por Adidas. 200 millones por 13 años y la promesa de su propio modelo de zapatillas. Para Nike no había sido más que el sexto hombre de un equipo maravilloso que se hizo pequeño contra LeBron y los Heat. Además, venían de las peleas por Kevin Durant y acudir al derecho de tanteo, les mataba.

200 millones son una burrada, porque no son ni mucho menos el total. Hay extras en material y bonus que aumentan si eres All Star, formas parte de un quinteto de la Liga o lideras alguna de las clasificaciones tochas de la Liga.

Harden esa misma campaña perdía su pelea por el MVP con Curry. Al año siguiente fue Westbrook quien se lo quitaba. Y éste, parece que no hay nadie por el camino. Adidas volverá a rascarse el bolsillo y pagará más y mejor a su estrella, pero lo harán con la conciencia tranquila de haber acertado con su bala.

Las tres franjas sufrieron el largo contrato heredado de Reebok con la NBA. Las camisetas de juego van y vienen, y las comisiones a la Liga son sinónimo de negocio ruinoso, salvo para los que venden mucho y puede fomentar imagen de marca.

A la vez que la multinacional no veía en momento de salir del contrato con las tres siglas -contrato que no hizo lo más mínimo por mantener este verano-, seguía su naufragio en las canchas. Derrick Rose, John Wall o Andrew Wiggins habían sido sus líderes… y poco más hay que decir.

Con Harden la historia cambió. Adidas que había dominado la calle -el calzado para la calle gracias a su gama Originals, más cercana a la moda que a la performance deportiva-, adelgazaba la línea. James es un jugador singular, con imagen fuera de las canchas y un juego muy peculiar dentro de ellas. La gran barba reconocible empezó a cambiar la cara de los compradores y consiguió una primera piedra en la comunidad afroamericana.

Tras Harden llega Kanye West y ahora, Drake. Se les podría considerar rappers o lo que prefiráis, pero de lejos son dos de los tipos más influyentes en las nuevas generaciones. Más que James Harden, pero seguro que si La Barba no hubiera apostado por Adidas, ellos seguirían con contratos menores, pero honrando a Michael Jordan.

El pasado día de los enamorados, Los Ángeles, tres años después, ponía en la calle el segundo modelo propio, las Harden Vol.2. Una zapatilla especial, en la que al cogerla entiendes para qué está hecha y para quién. Diseño de alta tecnología en la suela, y peso, mucho peso. Para cambios de ritmo, la paradas en seco que no acaben con el pie en la grada del patinazo.

La parte de arriba ya no es una sola pieza, sino dos. La primera te envuelve el pie y la segunda, te permite darle la estabilidad que precises. Y es que otra de las novedades es sus multiples agujeros para los cordones que permite que ates más o menos y equilibres la presión a tu gusto.

Y si es MVP… serán legendarias.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)