HOT/NOT: La opinión del triunfo de Lakers en el primer partido, por José Ajero

HOT/NOT: La opinión del triunfo de Lakers en el primer partido, por José Ajero

HOT: 5 minutos y 36 segundos. 30 razones para solo pensar en Lakers

El momento más decisivo de la serie que acaba de empezar. Los Lakers son equipo que salen fuerte. el mejor en los primeros cuartos de todos los playoffs (31,6 puntos por cuarto inicial). Y los Heat que son de más calma (27 puntos por cuarto), trataron de revertir la tendencia. Lo hicieron hasta el primer tiempo muerto a 5 minutos y 36 segundos… Esto pasó:

– 23-10, marcador a falta de 5 minutos y 36 segundos para acabar el cuarto:
– Parcial de 25-55 para Lakers
– 15 asistencias, 75% en triples y un rating a 100 posesiones de +70 puntos para Lakers.
– Lesión de Goran Dragic

De aquí sacamos muchas lecturas indirectas y una devastadora: Los Heat estaban siendo arrasados aún a fuerza completa.

HOT: Anthony Davis

No es LeBron el mejor jugador de estas finales. Es Davis. Para los más modernos, su paso por el primer partido de las Finales nos llevó al Staples, a 2001, a Allen Iverson saltando por encima de Tyronn Lue. Una puesta en escena en el primer partido normal, con doble doble de más de 30 puntos y 10 rebotes. De hecho, cualquier otra cosa hubiera sido sorpresa.

Los Lakers tienen a los dos mejores jugadores de la serie y los Heat al resto. Anotó 7 canastas debajo del aro de las 10 que intentó. Y luego, 2 triples de 4 intentos. Y 10 de 10 en libres.

NOT: Goran Dragic:

Cabeza, rodilla, muslos y cadera… Cabeza, rodilla, muslos y cadera… Así reza el inicio de la canción de Residente, el cantante de Calle 13 en un hit de más de 7 minutos. Recuerda como jugaban pelota los indios taínos. Lo hacían en Cuba y probablemente, también en Miami. Es como un salmo que se me viene a la cabeza con las lesiones de los Heat. Adebayo va a intentar jugar pese a la luxación de hombro. La última vez que intentó jugar con el hombro de aquella manera, fue en el quinto partido de la serie contra los Celtics. Acabó en la rueda de prensa telemática pidiendo perdón por su falta de rendimiento.

Dragic, a sus 34 palos, y en año de contrato, ha aguantado todos los sapos de salir desde el banco en temporada regular. En Playoffs fue el verso libre encargado de los Pick and Roll, de ordenar un equipo de mucho ordenante y de ser el mejor amigo de Butler -dicen que veían el fútbol juntos y que le invitaba a café-. Parece que no va a volver a jugar en Las Finales; dice Wojnarowski que se ha roto la planta del pie. Lo que no dice Woj que la gloria de los tiros finales es de Butler, pero como pasaba con Juan Carlos Navarro, antes del ‘clutch time’ hay unos cuantos tiros que pesan de la hostia y nadie quiere asumir. Goran era quien lo hacía en Miami.