Tres equipos se fijan en Kuzminskas tras ser cortado por los Knicks: lee su carta de adiós

Tres equipos se fijan en Kuzminskas tras ser cortado por los Knicks: lee su carta de adiós

La etapa de Mindaugas Kuzminskas en los Knicks ha llegado a su fin. La franquicia de Nueva York anunciaba la pasada madrugada la salida del equipo del alero lituano, un movimiento necesario para hacer hueco a Joakim Noah, que regresa al conjunto de Jeff Hornacek tras cumplir una sanción por consumir un sustancia no permitida.

Kuzminskas aterrizaba en la NBA el verano de 2016, después de una sobresaliente campaña en Unicaja. Sorprendía en su primera temporada en Nueva York, promediando 6,3 puntos en casi 15 minutos por duelo y disputando un total de 68 partidos

Su suerte cambiaba esta campaña. La llegada de refuerzos para el juego exterior de los knickerbockers: Hardaway Jr, Doug McDermott o Michael Beasley le relegaba a lo más profundo de la rotación de los de Jeff Hornacek. Apenas ha disputado 2 minutos en lo que llevamos de curso. 

Finaliza su etapa en los Knicks pero no en la NBA, ya que según informa el periodista Marc Berman, del New York Post, hay 3 equipos interesados en hacerse con sus servicios: Los Angeles Lakers, Chicago Bulls y Atlanta Hawks. 

Kuzminskas se despedía de la franquicia a través de Twitter, con una especie de carta que puedes leer de manera íntegra a continuación:

«Nueva York. Uno de los capítulos más bonitos de mi vida ha llegado a su fin. ¿Demasiado pronto? No lo sé, pero creo que todo sucede por algo. He escuchado que ‘si puedes hacerlo aquí, puedes hacerlo en cualquier sitio’. Y creo que yo lo he hecho aquí. Primero de todo, he conocido a mucha gente que serán amigos para toda la vida, a profesionales que me he han hecho mejor como persona y como jugador, y tuve una temporada rookie decente. Quizás no haya dejado la huella que me hubiera gustado en el equipo, pero espero que los fans, el club y los jugadores me recuerden como un buen compañero, un amigo fiel y una buena persona. Creo que por encima de todo deberíamos esforzarnos en ser la mejor persona que podemos ser. El resto vendrá. Dejo Nueva York con recuerdos positivos, y los Knicks tendrán siempre hueco en mi corazón. Gracias por la oportunidad y por todo lo que habéis hecho por mí, pero ahora es momento de avanzar y comenzar un nuevo capítulo».