Trey Burke, de pasar el coronavirus a ser clave en los Mavs

Trey Burke, de pasar el coronavirus a ser clave en los Mavs

Trey Burke vio peligrar su carrera al contraer el coronavirus antes de la burbuja de Orlando, pero finalmente pudo incorporarse a los Mavs y dejar huella

Los Dallas Mavericks han sido una de las sensaciones de la reanudación de la temporada NBA, principalmente por la actuación de Luka Doncic. Sin embargo, una vez que el conjunto texano cayó eliminado en los playoffs se ha sabido una historia un tanto peculiar relacionada con el vestuario de los Mavs. Trey Burke dio positivo por coronavirus antes de entrar en la burbuja.

«Nunca pensé que pudiese contraer el virus. Sabía que era posible, cualquiera puede contagiarse, pero los deportistas somos muy activos y esas cosas y a veces nos olvidamos de que también podemos caer, sin importar lo en forma que estés«, confesó Trey Burke en una entrevista para el The Dallas Morning News. Tras 25 días de aislamiento después de haber dado positivo y haber experimentado síntomas durante la enfermedad, el base pudo finalmente reencontrarse con sus compañeros de equipo. «[Durante la cuarentena] estuve muy preocupado porque creía que mi carrera estaba en la cuerda floja. Necesitaba una oportunidad y Dallas, un equipo que conocía bien, me llamó, pero no podía entrar en la burbuja porque tenía el coronavirus«.

En cuanto se pasaron los síntomas y Trey Burke dio negativo en el test definitivo antes de recibir el alta, el base tomó un jet privado a Orlando para incorporarse a la dinámica de los Dallas Mavericks. Era la oportunidad que necesitaba y no la desaprovechó, promediando 12 puntos por partido durante los 8 encuentros previos a los playoffs, incluida una actuación de 31 puntos en el primer choque contra los Houston Rockets. Llegadas las eliminatorias por el título, Burke siguió fue una pieza clave en el equipo y en los seis partidos contra Los Angeles Clippers se marchó hasta los 12.3 puntos por choque, con unos porcentajes de acierto del 50.8% en tiros de campo y 47.1% en triples.

Ahora es agente libre y en Dallas ya suspiran por continuar teniéndole en el equipo la próxima temporada. El primero en admitir su predilección por el jugador fue el entrenador Rick Carlisle, que reconoció ante los medios de prensa que estaba deseando recibir la noticia de que iba a poder tenerle el curso siguiente.