NBAEstás viendo//Unos Warriors heroicos se imponen a las adversidades en Toronto
Unos Warriors heroicos se imponen a las adversidades en Toronto

Unos Warriors heroicos se imponen a las adversidades en Toronto

Los Golden State Warriors empatan las Finales 2019 a una victoria. La serie viaja a Oakland.

Los Golden State Warriors robaron anoche el factor cancha en Toronto, gracias a una victoria (109-104) ante unos Raptors que cuajaron una gran primera parte pero desaparecieron tras el paso por vestuarios. Un parcial de 18-0 a favor del equipo de Oakland nada más empezar el tercer cuarto condenó a los canadienses a vivir a remolque durante el resto del partido. Un Kawhi Leonard efectivo pero forzado y unos desaparecidos Pascal Siakam y Kyle Lowry lastraron demasiado a unos revulsivo como Fred VanVleet o Norman Powell que, pese a su gran actuación, poco pudieron hacer para conseguir la victoria. Draymond Green volvió a ser el termómetro de un equipo que, con las aportaciones de Quinn Cook, Andre Iguodala o Andrew Bogut, nunca se rindió y acabó llevándose la victoria del Scotiabank Arena

Raptors y Warriors volvían a medirse tres días después de conseguir Toronto su primera victoria en unas NBA Finals. Kevin Durant causaba baja otra vez en los vigentes campeones, mientras que OG Anunoby estaba disponible para Nick Nurse, pese a que el entrenador descartó su participación en el partido en la rueda de prensa previa. Tras la victoria de los Raptors en el Game 1, había ganas de ver cómo ajustaban los Golden State Warriors para volver a Oakland con la serie empatada.

DeMarcus Cousins partía como titular pese a mostrar su clara falta de ritmo en el partido anterior. Steve Kerr no quería volver a permitir que Marc Gasol fuese un faro ofensivo para los Raptors y colocaba a ‘Boogie’ sobre el español desde el inicio. Toronto empezaba el encuentro atacando precisamente al pívot de los Warriors, obligándole a defender a jugadores más rápidos que él. Nueve puntos seguidos de Klay Thompson (todos los de su equipo) daban una primera renta a los de Oakland y la sensación de que ,con el escolta enchufado, Steph Curry podría tener más espacios. Mientras, un Kawhi Leonard con muchos más espacios que en el G1 se compenetraba con Kyle Lowry para un pequeño parcial que devolvía la ventaja a Toronto. Tras otro tiempo muerto, la segunda unidad de los Warriors bastaba para devolver la igualdad (19-19) al marcador, obligando a Nick Nurse a parar el encuentro. Terminaba el primer cuarto con una canasta de Serge Ibaka tras rebote ofensivo y 27-26 para Toronto.

El segundo periodo empezaba con Curry en vestuarios tras sentirse indispuesto y con Toronto volviendo a hacer lo que más le gusta: correr. Pascal Siakam y Fred VanVleet anotaban en transición ante unos Warriors impotentes. Curry volvía a cancha a la vez que los titulares de Toronto, pero los Raptors seguían ampliando su renta, esta vez de la mano de Kawhi Leonard. Golden State conseguía seguir vivo gracias a la línea de tiros libres (17 lanzados por 8 de los Raptors, mediado el segundo cuarto) pero los canadienses no cedían puntos fáciles con un quinteto muy pequeño. A falta de tres minutos para el descanso Curry conseguía anotar su primer tiro, un triple lejano que acercaba a los Warriors a 7, pero recibía la réplica de Norman Powell para delirio del Scotiabank Arena. Un último empujón de los Warriors al filo del descanso permitía a la franquicia de Oakland acercarse antes de poner camino a vestuarios con un 59-54 para los Raptors.

Reacción de los Warriors a la vuelta de vestuarios

Tras el descanso, los hombres de Steve Kerr salían en tromba y en apenas dos minutos obligaban a Nick Nurse a pedir un tiempo muerto y parar la sangría: 7-0 de salida para los de Oakland y primera ventaja desde el primer cuarto. El parcial era terrible y se ampliaba a un 18-0, hasta que VanVleet conseguía pararlo con un triple. Ni siquiera la entrada de los suplentes de ambos equipos frenaba la inercia de un partido que ya controlaba Golden State. La energía de la segunda unidad Raptors conseguía recortar distancias para terminar el tercer periodo y antes de afrontar el definitivo. Un triple de fantasía de Curry y una gran penetración de Kawhi cerraban el cuarto, que acababa 80-88 para los Warriors.

Tras un inicio flojo por parte de ambos equipos, sendos triples de Lowry y Green devolvían de lleno a los Raptors al partido. Kerr no se hacía esperar y llamaba a Curry para que entrase a cancha. Serge Ibaka se sumaba también a la fiesta del triple y, tras poner a Toronto a siete, Kerr pedía tiempo muerto. Klay Thompson se marchaba al vestuario con molestias, pero era Quinn Cook quien tomaba su relevo con tres triples. Por los Raptors, Lowry cobraba su quinta falta y las cosas se le complicaban. Toronto pedía otro tiempo muerto para intentar buscar soluciones en ataque mientras Golden State se divertía en la pista. Draymond Green y Andrew Bogut sacaban puntos de la chistera como si de 2015 se tratase y en los Raptors nadie podía hacer nada por evitarlo. Tras confirmarse que Klay no volvería, los Raptors volaban sobre el aro rival. Lowry se marchaba expulsado y volvía Danny Green con 4 minutos por jugarse y 8 puntos por remontar. Los árbitros pintaban una técnica a Steph Curry por lanzar el balón tras una falta sobre Kawhi, que anotaba los tres tiros libres y ponía el marcador 101 a 106 con un minuto restante. Una gran posesión de Toronto culminada con triple de Danny Green acercaba a los Raptors a 2 puntos pero Andre Iguodala respondía con otro lanzamiento de tres para ponerse 5 arriba a falta de 5.9 segundos en el marcador. Tras el tiempo muerto, Toronto intentaba anotar pero fallaba, dando el partido por cerrado.

La serie viajará ahora a Oakland y ambos equipos se enfrentan a varias incógnitas. Por parte de Toronto tendremos que ver cuánto peso tiene esta derrota en la moral del equipo y si siguen siendo capaces de competir contra estos Warriors, un equipo con tanta experiencia en la mochila. La franquicia de Golden State por su parte buscará espantar a los fantasmas surgidos tras el primer partido y tendrá que enfrentarse a las posibles bajas o molestias que algunos de sus jugadores puedan sufrir. Tanto Curry como Klay e ‘Iggy’ abandonaron el partido de hoy en algún momento y tendrán que recuperarse de cara al Game 3, que se jugará este próximo miércoles en el Oracle.

Draymond Green roza el ‘triple-doble’

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)