NBAEstás viendo//Victor Wembanyama más allá de los números: ya muestra su potencial en la Summer League
Victor Wembanyama más allá de los números: ya muestra su potencial en la Summer League

Victor Wembanyama más allá de los números: ya muestra su potencial en la Summer League

Victor Wembanyama firmó su primer gran partido en la Summer League, aunque las sensaciones con el francés van mucho más allá de los números. Es un talento diferencial en ataque y defensa y lo ha mostrado desde el primer día.

El segundo partido de Victor Wembanyama en la Summer League fue muy distinto a su debut con San Antonio. Tras un primer encuentro con luces y sombras, con detalles en defensa y generación para sus compañeros, pero con una carta de tiro horrible, se desquitó de todos los males en el segundo. Mostró su mejor versión, la que ha dominado en Francia pese a no estar siquiera cerca del nivel que se espera de él: 27 puntos (9/14 en tiros, 2/4 triples), 12 rebotes y tres tapones en la derrota de San Antonio ante los Blazers sin Scoot Henderson. Y pese al buen partido, pese a la sensación de dominio por momentos, los números no pueden ilustrar el efecto Victor Wembanyama.

El pick #1 del último draft dejó highlights para disfrutar. Una exhibición en el tiro, a media distancia, dejando destellos de Kevin Durant, tras rebote ofensivo en una muestra de tamaño, envergadura y poder, o incluso desde el triple. Porque el rango de Wembanyama es ilimitado. Y todo siendo capaz de bajar 12 rebotes, la mayoría por encima de sus defensores, y poner tres tapones en el aro propio. Todo mientras todavía se acostumbra al ritmo de la NBA y con el añadido de tener una temporada completa en los hombros, una que acabó hace menos de un mes, al contrario que sus compañeros o la mayoría de sus rivales, que llevan meses de vacaciones. 

Con el francés, la ilusión va más allá de lo que se ve en la pista a simple vista. Es capaz de meter un triple con San Antonio cuatro abajo para dejar el partido en una posesión a falta de minuto y medio tras haber cerrado el aro propio con un tapón y hacerlo con la calma de saber que es su deber. Son las sensaciones que el francés deja, como cuando gira su cuerpo de 226 centímetros al ritmo de un base, con el manejo de balón digno de un exterior cualquiera. Tiene una capacidad de sorpresa que no se veía desde nombres como LeBron James o Zion Williamson, porque puede hacer cosas que con su cuerpo desafían el sentido de la lógica. 

Solo por el tamaño que presenta, los equipos van a tener que plantear un tipo de estrategia ofensiva con el objetivo de intentar apartar al francés de la pintura. Además del físico, la capacidad de reacción de Wembanyama le da el potencial de ser un defensor generacional, una presencia interior dominante con todavía 19 años y margen para adaptarse físicamente a la NBA. Tiene el timing para defender por fuera y los brazos para hacerlo por dentro, pese a que por momentos sufrirá ante interiores de mucho tamaño. Como le pasó a Pau Gasol y Dirk Nowitzki, con quien comparte entrenador, o a Giannis Antetokounmpo en sus primeros años. La historia los puso en su lugar. 

Pero también es la cabeza del francés lo que lanza mensajes de ilusión. En las últimas horas se sabía que Victor Wembanyama había decidido no acudir a la fiesta de jugadores en Las Vegas, organizada por Michael Rubin (CEO de Fanatics) y la NBPA, Asociación de Jugadores de la NBA. Estuvieron estrellas de la talla de Jayson Tatum, James Harden, Joel Embiid, Trae Young, cantantes como Meek Mill y Lil Baby y la mayoría de novatos de la NBA. Wembanyama declinó educadamente la invitación de un evento que sirve para que los novatos conozcan el ambiente NBA. Para el jugador, lo que sucede en la pista es la prioridad y se han visto ya varias entrevistas donde no parece un jugador de 19 años por su madurez y declaraciones. Ayer, tras la derrota, dijo que lo mejor para los fans habría sido un triunfo de San Antonio. 

A la hora de sacar conclusiones, toca ir con pies de plomo. Ni es Kwame Brown tras el primer partido de Summer League, ni estará luchando por el MVP tras el segundo. Se trata de una liga de verano, rodeado de jugadores de segundo año, novatos o incluso algunos nombres que no salieron elegidos en el draft y que sueñan con robar un contrato en la NBA. Su primera prueba de fuego será en octubre, cuando empiece la temporada regular. Hasta entonces, todo es relativo. 

Portada Julio Gigantes 2023

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Desliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)