GIGANTES VINTAGEEstás viendo//En los Warriors del "We Believe" el primer incrédulo era el entrenador
En los Warriors del «We Believe» el primer incrédulo era el entrenador

En los Warriors del «We Believe» el primer incrédulo era el entrenador

En 2007 los Warriors protagonizaron un hito y se les renombró con el lema de esos 'playoffs', "We believe". Y era cierto...

Temporada 2006/07. Los Warriors pasaban por un mal momento. Después de Navidad no se veía claro que pudieran acceder a la postemporada debido al mal balance clasificatorio acumulado. Sólo una gran racha a partir de marzo, pasado ya el parón del All-Star, les hizo soñar y muy en grande. El récord en los últimos 20 partidos de la regular season fue de 15-5. Parecían desahuaciados y entraron en los playoffs. Ocuparon la octava plaza de la Conferencia Oeste, llegaron en positivo (42-40) y se midieron a los Mavericks. El equipo de Dallas venía de perder las Finales 2006 ante los Heat de Dwyane Wade y Shaquille O’Neal y y lo hacían como líderes de conferencia y con mucha sed de venganza, pero se toparon con un muro en California.

Los Warriors protagonizaron una serie histórica, ganándola por 4-2 y barriendo a los texanos (111-86, +25) en el último partido de la misma. Ante la desigualdad que se preveía (pero en la dirección contraria), la franquicia acuñó un eslogan pegadizo que se repitió en el pabellón, en camisetas, en televisión y todos los soportes habidos y por haber: «We believe» (en español, «Nosotros creemos»). Pero, pese al marketing de Golden State, en el equipo eran los primeros en no tenerlo nada claro…

En unas declaraciones a SLAM, Monta Ellis -estrella de aquel conjunto- admite que el primero que no creía en las posibilidades de los Warriors era Don Nelson:

«Sobre el papel, hasta el entrenador de aquel año nos dejaba fuera. Decía que no llegaríamos a los ‘playoffs’ y que por ello debíamos empezar a prepararnos para el próximo año y ver si en el ‘draft’ podíamos adquirir algo interesante» 

«Teníamos muchos veteranos en el equipo y lo que hicimos en la parte final de la temporada fue una locura.  Le pusimos corazón y lo hicimos bien como equipo. No veías a uno solo si no estaba con doce o trece detrás. Tuvimos momentos y situaciones de calentón, pero nadie se lo tomó de un modo personal. Los jugadores creíamos que así seríamos mejores y sí que lo fuimos»

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)