BASKET AMERICANOEstás viendo//"Quiero tener impacto no sólo en la cancha". La historia contra el autismo del NCAA Kalin Bennett
«Quiero tener impacto no sólo en la cancha». La historia contra el autismo del NCAA Kalin Bennett

«Quiero tener impacto no sólo en la cancha». La historia contra el autismo del NCAA Kalin Bennett

"Realmente es un ser humano fenomenal. Vamos a tener suerte de conseguirlo en el estado de Kent", comentan en su Universidad.

Hace poco te hablábamos del inicio de la liga universitaria de Estados Unidos. Y de la pasada madrugada tenemos algo chulo que contarte. La victoria de Kent State por una amplia diferencia (97-58) ante Hiram en la jornada de NCAA podría haber sido una más de no llegar a ser por la irrupción de Kalin Bennett. Un 2,10 metros de altura que anotó una canasta en juego (unido a dos rebotes y un tapón) que no olvidará el resto de su vida. Y es que es la primera de un jugador con Autismo que tiene beca a tiempo completo y compite en la liga universitaria estadounidense. Aquí tienes su canasta:

Parece alucinante pero es real. Juega siendo autista cuando siendo niño le dijeron que no podría hablar ni caminar. Pues bien, ahora, a sus 18 años, ha elegido la escuela de Kent por su lucha contra una enfermedad en la que quiere marcar el camino: «Quiero tener un impacto no solo en la cancha, sino también con los niños que están luchando con las mismas barreras que yo”.

Unas palabras que le dijo a Cleveland.com y en el que Bennett quiso ir más allá: «Quiero usar esta plataforma para inspirar a otros niños con autismo y no autismo. Quiero hacerles saber, hey, si puedo hacer esto, tú también puedes hacerlo. Muchas veces se sienten solos y solos, y yo también lo siento al crecer».

El chaval ha hecho historia y tiene luz propia. Así lo confirma Gina Campana, directora asistente de Kent State de la Iniciativa de Autismo para la Investigación: «Realmente es un ser humano fenomenal. Vamos a tener suerte de conseguirlo en el estado de Kent».

Relato sencillamente increíble de un jugador que nos hace pensar que lo imposible también puede conseguirse: «Espero que no le hayas dicho eso a nadie más porque podrías arruinar sus vidas», le pidió la madre de Bennett a la médico que le dijo que no podría ni andar ni caminar. Desde luego, lleva toda la razón.

Foto: @DavidDermerPix

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)