NCAAEstás viendo//Lo mejor de Zion Williamson en el March Madness
Lo mejor de Zion Williamson en el March Madness

Lo mejor de Zion Williamson en el March Madness

Mates, tapones y jugadas inolvidables.

Ocurra lo que ocurra en Minneapolis en la gran Final Four de este próximo fin de semana, el March Madness del año 2019 quedará en la memoria como la de Zion Williamson, un espécimen de otro planeta.

Millones y millones de visitas en redes sociales. Y es que hasta su gesto más simple ha tenido, tiene y tendrá viralidad absoluta. Posiblemente, nadie recordará dentro de 30 años quién levantó el título o cuáles fueron los cuatro integrantes de la Final Four de esta temporada. Pero lo más seguro es que no habrá persona que olvide que 2019 fue el único año de Zion Williamson en el baloncesto colegial. El año de la bestia.

Paseo ante North Dakota State, un tapón sideral y un contraataque supersónico: su carta de presentación en este March Madness. Sus 25 puntos, con 12/16 en tiros, ayudaron a la cómoda victoria de Duke ante los Bison. Zion no tardó ni una jornada en llevarse todos los focos del gran torneo final.

A milímetros del fracaso en el duelo más esperado. Zion Williamson contra los 230 centímetros del gigante Tacko Fall y un final de auténtica locura en el que Duke rozó la eliminación ante UCF. Ni la exhibición anotadora del prodigio de Salisbury, autor de 32 puntos y 11 rebotes, evitó el primer cara o cruz para los de Mike Krzyzewski.

La fortuna volvió a sonreír ante un conocido enemigo. Virginia Tech ha sido uno de los pocos equipos capaces de derrotar a Duke esta temporada y los de Buzz Williams rozaron la machada también en el Sweet Sixteen. Un partido en el que Zion Williamson alcanzó los 23 puntos en una exhibición de oficio y entereza que, evidentemente, no podía acabar sin otro highlight para la memoria, con un alley-oop extraordinario descolgando el balón del mismo techo del pabellón.

Punto y final. La veteranía y consistencia de Michigan State ya fue demasiado para una Duke excesivamente ligada a la fortuna. Los Blue Devils no pudieron decantar a su favor otro tramo final igualadísimo, pese al enésimo recital de Zion Williamson (24 puntos y 14 rebotes). El triple de Kenny Goins y el tiro libre fallado de RJ Barrett, sentencias de una muerte anunciada.

Así finalizó la etapa en Duke y en la NCAA de algo más que un jugador de baloncesto. Zion Williamson ha devuelto a la liga a su mejor brillo. A esos tiempos de gloria en la que no se hablaba de escándalos, de debates económicos y de justicia. En los que sólo uno se sentaba delante del televisor para disfrutar con un jugador irrepetible. El número uno del próximo Draft de la NBA. Un ser extraordinario dispuesto a cambiar la concepción de nuestro deporte.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)