¿Fernando Martín? «Qué bonito detalle, un manojo de churros». Por Fernando Laura