Brad Branson: llegó al Real Madrid post Fernando Martín y jugó a gran nivel en Valencia…

Brad Branson: llegó al Real Madrid post Fernando Martín y jugó a gran nivel en Valencia…

Los grandes nostálgicos del baloncesto español tendrán guardado en la mente el nombre de Brad Branson. Un interior americano (nacido en Illinois en 1958), que tiene actualmente 61 años y que estuvo en la ACB en la última parte de la década de los ochenta y comienzos de los noventa. Real Madrid y Valencia Basket fueron los equipos en los que dejó huella.

Llegó para revolucionar el juego interior del equipo blanco tras la marcha a la NBA de Fernando Martín. En la competición estadounidense llegó a tener participación Brad Branson tras ser número 45 del Draft de 1980 (elegido por Detroit Pistons) y con 72 choques en el currículum, repartidos entre los 10 jugados con los Cleveland Cavaliers y los 62 con los Indiana Pacers.

En 1986 fue cuando llegó en España Branson, tras desembarcar en Europa para jugar sus primeros años en el Brescia italiano. En su primer año en Madrid destacó a lo grande (22,4 puntos y 9,4 rebotes), y en el segundo bajó sus prestaciones (17,5 puntos y 6,8 capturas bajo los aros). Y de ahí a la ciudad del Turia, con seis años de trayectoria en el Valencia. En total, 281 partidos jugados en ACB con 18,1 puntos y 7,9 rebotes de media para retirarse en el 94 con 34 años.

Tras unos años de aventura empresarial en nuestro país, Brad Branson regresó a Estados Unidos en 1998. Desde ahí, ha trabajado como coordinador y comercial en medios de comunicación (a menudo latinos, gracias a su dominio del español) de Tennessee, Texas y Florida durante todos estos años.

En Gigantes hablamos en su momento con Brad Branson

El periodista Javier Ortiz le entrevistó en diciembre de 2012, en un artículo publicado en enero el número 1.408 de nuestra revista. Lo hizo recordando sus grandes años. «Eh, estoy bien, aunque los años no perdonan a nadie. No he ganado peso y tengo más o menos el mismo pelo, aunque si no fuese así, con lo alto que soy tampoco se vería”, destacaba Branson, que hablaba de su vida laboral. “No he dejado de trabajar. He tenido puestos importantes. El idioma me ha ayudado. Es un mercado muy grande».

Eso sí, Branson habló de una vida económica que ha tenido altibajos. «El dinero a veces se gana y a veces se pierde. Va y viene. Algunos socios que tuve me hicieron trampas. Pero cuando he vuelto a España estos años tampoco me ha parado nadie en el control de los aeropuertos”.

¿Cómo recuerda su carrera? Lo hacía así. «Siempre intenté hacer mi trabajo. Muchas veces lo importante era que yo no luciera para que los demás sí lo hiciesen. Siempre fui, y todavía lo soy, un luchador. Y, eh, no lo tuve que hacer tan mal. Cuando me retiré, el año siguiente el Pamesa Valencia descendió. Ahora esto parece imposible que pase porque es un club fuerte».