REVISTA GIGANTESEstás viendo//¿Por qué 'Los grandes equipos de nuestra vida'? El editorial de David Sardinero sobre la nueva Gigantes
¿Por qué ‘Los grandes equipos de nuestra vida’? El editorial de David Sardinero sobre la nueva Gigantes

¿Por qué ‘Los grandes equipos de nuestra vida’? El editorial de David Sardinero sobre la nueva Gigantes

Suelo contar aquí algunos de los procesos por los que pasa la revista hasta que llega a las manos de la persona que la está leyendo. Creo que es una forma de que el lector entienda cómo es la gestación de un número y las diferentes fases por las que pasa hasta que un empleado le da a un botón en una imprenta enorme y esos archivos se convierten en una revista en papel. Y suelo explicar que es complicado, comparado con el trabajo que hacemos día a día en Gigantes.com por ejemplo, porque influye una variable que es imposible alterar: el tiempo. Insisto, es complicado, pero no necesariamente tiene que ser malo. Al revés. Poder hacer una revista en papel, en estos tiempos, proporciona muchas satisfacciones personales y profesionales. El nuestro es un sector, el de la información y el entretenimiento, en el que tu trabajo muy pocas veces es tangible. Una narración o un artículo en la web a los pocos días se ha olvidado. En el papel todavía podemos soñar con esa sensación de que lo que haces, perdura. No lo leerán millones de personas, pero al menos ese reconocimiento personal sirve como un pequeño reto.

¿Y a qué viene todo esto? En tiempos raros como los que vivimos, ese factor precisamente, el tiempo, dificulta todavía más los procesos para hacer productos como nuestra revista. Durante los días en los que terminábamos la revista supimos que la Euroliga se cancelaba, que la NBA trata de regresar a la competición en Disney y que la Liga Endesa decidía la sede en la que va a intentar finalizar la temporada. Una cantidad de incertidumbres e informaciones imposibles de digerir en una revista que tarda en muchas ocasiones semanas en llegar desde este ordenador hasta el kiosco.

Llegados a este punto, nos paramos a pensar. Tenemos a la vuelta de la esquina una doble efeméride: nuestro número 1.500 y el 35 aniversario. Y pensamos en cómo hemos llegado hasta aquí. No solo como publicación, sino como aficionados a este deporte. En qué equipos nos han hecho amar el baloncesto, independientemente de la bufanda que lleves al cuello. Tiempos convulsos que nos han llevado a lugares comunes. Comunes porque son de todos. Equipos que han trascendido a su tiempo y a su escudo. Y esto se convirtió en un juego entre compañeros de diferentes generaciones que fuimos añadiendo equipos, nombres e incluso alguna trampa (sí, el Varese, la Yugoslavia de los 70 y los Celtics de Bill Russell). Nos propusimos recordar esos equipos y, lo que es más importante para mí, observarlos con el prisma y los ojos de hoy.  Y así empezamos a buscar firmas que encajaran mejor en cada ‘revisión’. Con el baloncesto en pausa pudimos hacer este juego introspectivo que ha servido para viajar a otras épocas, recordar equipos y camisetas, de épocas brillantes. Para que nadie olvide por qué amamos el baloncesto, y por qué seguiremos haciéndolo, de la forma que sea.

Compra aquí la revista

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)