GIGANTES VINTAGEEstás viendo//'La Mili de Drazen', por Tomislav Pakrac
‘La Mili de Drazen’, por Tomislav Pakrac

‘La Mili de Drazen’, por Tomislav Pakrac

Un repaso al año que tuvo que pasar Drazen haciendo el servicio militar, en el que, por supuesto, tampoco dejó de jugar a su gran amado deporte

Artículo publicado en la revista número 1.475, publicada en agosto de 2018, dedicada a Drazen Petrovic . Consíguela aquí

Poco después de la controvertida final liguera contra el Bosna, Drazen fue reclutado para el Centro de formación Naval en Pula, donde cumplió los ocho primeros meses de quince de su servicio militar. Pero el baloncesto siguió estando muy presente en su día a día. En mayo, tuvo permiso para preparar y disputar su primer torneo oficial con la Selección absoluta (7º puesto en el EuroBasket de Francia’83), en el que comenzó a la sombra de Kicanovic y terminó destacando en los dos últimos partidos, ya intrascendentes. En julio también formó parte del combinado plavi que logró la medalla de plata en la Universiada de Edmonton (final perdida ante Canadá). Petrovic cumplió la mili con 18-19 años. Una temporada de caqui… en la que no faltó el baloncesto.

Bajo las órdenes del sargento Slobodan Jovanovic (ex jugador, árbitro y comisario), se formó un equipo que llegó a disputar cuatro partidos de la Copa yugoslava. Esta escuadra militar contaba con algunos jugadores de Primera División: Ivica Dukan de Split, Drazenko Blazevic del Zadar y Nenad Slavica, compañero de Petrovic en Sibenik.

Con su equipo de la Mili jugó la Copa. Pasaron 2 rondas

A lo largo del mes de septiembre, batieron a los modestos Rudar Labin y Kraljevica antes de afrontar los 1/32 ante el Kvarner de Rijeka, equipo que militaba en Segunda. Petrovic lideró a los suyos con 42 puntos para un brillante triunfo (115-103). La aventura copera de la Quinta de Drazen acabó en 1/16 ante la Jugoplastika Split. Drazen ganó el duelo anotador a Velimir Perasovic (34-25), pero no pudo evitar la derrota en un choque igualado (90-97). Aquella Copa acabaría en las vitrinas del Bosna Sarajevo, que ganó la final al sorprendente Alkar Sinj, de tercera división.

En noviembre, el menor de los Petrovic se embarcó en la tradicional gira USA. Diez partidos ante universidades: Wisconsin (12 puntos de Drazen), Ohio State (16), Marquette (8), Michigan State (8), Illinois (0), Notre Dame (24), Texas El Paso (18), Texas (19), Evansville (24) y North Carolina (18). Curiosamente, su mejor actuación fue ante Notre Dame, con los que mantuvo serios contactos para incorporarse a la NCAA con los Fighting Irish.

Con múltiples ofertas para su futuro, los últimos siete meses de mili fueron en Belgrado. Entrenaba con el Partizan, club que creyó tomar la delantera en las preferencias del jugador y que pagó un hotel al jugador durante ese tiempo. Coincidió con Perasovic, que recuerda las sesiones de cine y los intensos entrenamientos que hacían chalecos cargados con piedras para ser más livianos a la hora de la verdad.

Con todos pendiente de su decisión sobre su futuro, Drazen puso rumbo a la concentración olímpica en el hotel Jezero en Plitvice Lakes. Y al llegar, el 6 de junio, anunció que proseguiría su carrera en la Cibona.

Consigue la revista del Especial de Petrovic

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)