¿Cómo sería una selección de Estados Unidos en los Juegos sin jugadores NBA?

¿Cómo sería una selección de Estados Unidos en los Juegos sin jugadores NBA?

Selección Estados Unidos sin jugadores NBA. ¿Suena raro, verdad?

Las últimas declaraciones de Adam Silver han abierto un debate muy interesante. Sin fecha de comienzo de la temporada NBA 2020/2021, los Juegos Olímpicos de Tokio aparecen en el horizonte como un desafío en el que la presencia de los jugadores NBA parece muy complicada, y eso genera una situación anómala. En caso de que la NBA, como dejó caer Adam Silver, no tenga previsto ‘parar’ durante los Juegos Olímpicos (si es que se disputan finalmente), ¿con qué selección se podría plantar Estados Unidos?  Antes de lanzar nombres, unas reflexiones.

Primero, vayamos al último precedente. Durante las ventanas de clasificación para la Copa del Mundo, Estados Unidos ya se vio en la tesitura de no poder contar con jugadores NBA, ya que se estaba disputando la temporada regular. En aquellas ocasiones, con la Euroliga también en marcha y sin parar en las ventanas, la solución por la que optaron fue por un combinado de jugadores de la G-League (y en algún caso, sin equipo). Suficiente para lograr una clasificación sencilla para la Copa del Mundo, pero un nivel muy bajo pensando en unos Juegos Olímpicos. Y con otra incertidumbre: tampoco sabemos si se estará disputando la G-League en ese momento y si estarían dispuestos a pararla.

¿Qué opciones nos quedan? Hay varias. Unas más románticas que otras. Y más o menos ambiciosas. Vaya por delante que tenemos que ser conscientes de que, en caso de que finalmente la NBA se esté disputando a la par que los Juegos Olímpicos, estaremos ante un hecho que afecta a prácticamente todas las selecciones punteras. España, Francia, Serbia, Australia… Todas tienen grandes estrellas jugando en la NBA. Quizá Argentina es la selección que más se podría beneficiar de esta compleja situación. De sus 12 jugadores de la pasada Copa del Mundo, a día de hoy ninguno juega a la NBA. Pero en 2021, quizá Campazzo, Deck o Bolmaro…

Opción jugadores Europa/China

Es una de las más románticas. Dando por hecho que la Euroliga no va a coincidir con los Juegos Olímpicos, Estados Unidos podría optar por armar un combinado solo formado por jugadores estadounidenses que jueguen fuera de la NBA. Y los más destacados están en Europa, a los que se podrían añadir jugadores que están en China (Fredette, Lance Stephenson, Ty Lawson, Jared Sullinger…). ¿Qué combinado nos podría salir? A expensas de lo que decida Shane Larkin (nacionalizado turco pero todavía no ha debutado con Turquía, al igual que Kevin Punter con Serbia) y contando con que jugadores como Wilbekin, Jaycee Carroll o Anthony Randolph ya no podrían jugar con Estados Unidos por haber debutado con otras selecciones, la selección podría ser algo así.

Exteriores: Mike James-Lorenzo Brown-Pierria Henry
Malcolm Delaney-Jimmer Fredette-Billy Baron
Corey Higgins-DeShaun Thomas
Interiores: Luke Sikma-Chris Singleton-Trey Thompkins-Greg Monroe-Kyle Hines-Will Clyburn

Más opciones? Anthony Gil, Devin Booker, Derrick Williams, Darius Adams, Kaleb Tarczewski, Thomas Walkup, Aaron Jackson, Elijah Bryant, Sam Dekker, Wade Baldwin, Darrun Hilliard, Jordan Mickey, Mike Tobey

¿Ventajas? Una de ellas es la química que se podría conseguir entre jugadores que en otro contexto no tendrían posibilidades de estar representando a Estados Unidos en unos Juegos y que de este modo estarían ante una oportunidad única para ellos de conseguir una medalla olímpica. ¿Desventajas? Es casi un All-Star de la Euroliga, jugadores que en muchos casos no han jugado nunca juntos, aunque se hayan enfrentado en muchas ocasiones.

Opción NCAA/G-League

Una vuelta a los orígenes. Renunciar a jugadores profesionales de fuera de Estados Unidos y optar por jóvenes talentos universitarios que militen en la NCAA. Bien mirando al futuro, con los grandes nombres (alguno de ellos también en la G-League), o bien utilizando a los mejores seniors de la competición. Menos presión al no tratarse de jugadores profesionales, aunque el nivel que podrían conjuntar no parece suficiente para estar en la pelea por las medallas ante equipos formados por profesionales de primer nivel, incluso con bajas NBA.

Más incertidumbres: para poder contar con ellos, lo lógico sería que se hiciese si se disputa la NCAA. ¿Lo bueno? Las previsiones apuntan a que en mayo podría haber terminado ya, lo que les daría unas semanas interesantes para conjuntarse y empezar a funcionar como equipo. Los grandes nombres serían aquellos que aparecen en todas las predicciones del draft: Cade Cunningham, Evan Mobley y Jalen Green.

Si miramos a la G-League, encontramos también problemas. ¿Se jugará la próxima temporada? ¿Cuándo? ¿Qué jugadores habrá allí disponibles en ese momento? USA Basketball ha demostrado tener querencia por esta competición a la hora de buscar jugadores cuando los ha necesitado, pero a día de hoy resulta complicado vislumbrar que perfiles de jugadores estarían en ese momento disponibles para disputar unos Juegos Olímpicos o completar una plantilla.

Entonces, ¿cuál es la solución?

La realidad es que no hay muchas más que las comentadas dando por hecho que la NBA no para y se sigue jugando a la vez que los Juegos Olímpicos. Quizás la última opción sería mezclar todas estas opciones y hacer un combinado con jugadores de fuera de Estados Unidos, alguna estrella NCAA y completarlo con jugadores de la G-League.Una mezcla peligrosa a priori por la disparidad de perfiles, momentos en sus carreras y seguramente, objetivos. Una situación compleja para una selección que viene de ganar los últimos tres oros olímpicos disputados (Pekín, Londres y Río). Y una opción todavía más remota: jugar solo con NBA’s que no estuvieran disputando los playoffs en caso de que cuadrasen las fechas. En cualquier caso, hasta conocer más en profundidad el calendario, es complicado hacer análisis.

El problema del banquillo

Y si el puzzle de los jugadores es interesante, el del banquillo no se queda atrás. El seleccionador, oficialmente, es Gregg Popovich, técnico de los San Antonio Spurs. Si la NBA no para, no podría dirigir al Team USA. Tampoco su ayudante, Steve Kerr, entrenador de los Golden State Warriors. ¿Posible solución? Atendiendo a los precedentes, en las ventanas de FIBA el elegido fue Jeff Van Gundy. ¿Volverán a darle el banquillo en esta situación?

La opinión de Gerard Solé

Una de las grandes claves a la hora de analizar qué equipo podría llevar Estados Unidos a los JJOO es, sin duda, su voluntad de exposición. ¿Qué quieren vender y qué importancia tiene para ellos, esta vez, la medalla de oro? Es evidente que no existe una mejor opción a nivel competitivo que confiar en los grandes y experimentados talentos estadounidenses que juegan o han jugado en Europa recientemente. Mike James, Malcolm Delaney, Will Clyburn, Cory Higgins o Kyle Hines parecen fijos en un equipo de estas características, que podrían acabar de rematar con algún nombre que haya cambiado de continente (DeShaun Thomas o Jimmer Fredette, por ejemplo).

Sin embargo, si el gran objetivo de USA Basketball es seguir luciendo talento joven con futuro NBA a corto plazo, el regreso a sus orígenes, con un equipo de universitarios, coge mucha más fuerza. Aquí caben dos escenarios que incluso pueden ser mezclados, con freshman de primer nivel y jugadores ya consolidados en la NCAA. Calidad habrá de sobra, con Jalen Green o Cade Cunningham como primeras espadas (ambos considerados proyectos de súperestrellas NBA), pero a este posible equipo le faltaría una experiencia y oficio que es igualmente esencial en un torneo de estas características, factor que elevaría sus posibilidades de fracaso de forma ostensible.

Mis 12 serían:
James – Walkup – Henry
Delaney – Jimmer
Clyburn – Higgins
Sikma/Singleton – Thomas
Monroe – Hines – Mickey

La duda con Sikma y Singleton. Porque dependería de a lo que quiera jugar el entrenador. Sikma más para perfil de juego ofensivo y compartiendo mucho balón. Singleton en un equipo más físico y defensivo

¿Unos Juegos de Tokio sin jugadores NBA? Los 3 escenarios que se podrían terminar produciendo

Selección Estados Unidos