BASKET FEBEstás viendo//Marc Gasol, oro en valores. Por Julián Felipo
Marc Gasol, oro en valores. Por Julián Felipo

Marc Gasol, oro en valores. Por Julián Felipo

Marc Gasol fue el líder natural de la selección española en la Copa del Mundo de 2019, pero su influencia en los demás vas más allá del baloncesto

El pívot de la Selección ha ejercido un liderazgo basado en la perseverancia y el trabajo fuera de los focos, unos principios que han guiado la carrera de un deportista con vertientes sociales que van más allá de las pistas.

El MVP de la NBA se lo llevó Antetokounmpo y en las Finales el más destacado fue Kawhi Leonard, pero el jugador que tuvo el mejor año 2019 en el basket mundial resultó ser Marc Gasol. Quién iba a decirlo hasta principios del pasado mes de febrero, cuando Marc cumplía ya su undécima temporada en los Grizzlies y nada hacía pensar en la desvinculación de uno de los jugadores de la NBA que ha mostrado más afinidad e identificación con la comunidad.“Memphis es mi casa. Llegué allí con 16 años, conozco la ciudad de cabo a rabo, es donde he crecido y donde me he hecho hombre”, decía pocos años antes de que se completara su traspaso a los Raptors y el mediano de la saga prodigiosa de Sant Boi encontrara finalmente su sitio también en el olimpo de los campeones.

Los rumores constantes sobre su posible cambio de aires en vísperas del All-Star se concretaron el 7 de febrero cuando Grizzlies y Raptors anunciaron la operación por la que Memphis recibía a cambio a Jonas Valanciunas, Delon Wright, C.J. Miles y una segunda ronda de draft. La coartada para los de Tennessee fue la falta de acuerdo con Marc para la renovación, lo que hubiera dejado a la franquicia sin activos ante el verano. Cambiaba el sur por el norte y se unía a un proyecto con aspiraciones máximas para erigirse en uno de los favoritos en su conferencia y en alternativa al poder hegemónico de los Warriors en toda la NBA. Ahí se precipitó todo. Ayudado por la presencia de Serge Ibaka y con Sergio Scariolo como asistente en el banquillo, Gasol se integró con relativa facilidad a un grupo de élite, no tan necesitado de referentes ofensivos como de jugadores expertos y con presencia, justamente lo que podía aportar. Su mentalidad de buscar antes el pase que el lucimiento anotador permitió a los Raptors superar rondas de playoffs y finalmente imponerse a Golden State merecidamente en una final a seis partidos. Su imagen celebrando el título subido al autobús de la rúa y bebiéndose una cerveza de un trago es una de las más recordadas en la celebración del éxito de los canadienses.

La hora de la Selección

Tras una temporada NBA inolvidable, Marc se comprometía con la Selección para el Mundial, convertido a causa de las bajas en uno de los referentes del equipo.“Me dolía todo. Estaba muy cansado física y mentalmente. El cuerpo dijo hasta aquí y en un mes no iba a poder hacer la preparación que deseaba. Pero es igual, la ilusión le pudo a la cabeza”, explicó poco antes de integrarse al equipo en una decisión encomiable después de acumular 79 partidos de fase regular y 24 de playoffs. Desquitarse de la decepción de 2014 y de la frustración de perderse los Juegos de Río en 2016 por lesión eran motivaciones importantes para tratar de devolver a la Selección lo que ésta le había dado. De ahí a revivir el éxtasis del oro logrado en 2006, sin embargo, iba un trecho y bien pocos podían pensar en que se repetiría la historia, máxime tras una primera fase de campeonato de discreto nivel y no muy buenas sensaciones. No puede decirse que la primera parte del Mundial fuera buena para Marc, falto de inspiración en el lanzamiento exterior e intermitente en acciones de uno contra uno en el poste, incluso en un partido tan importante como el de Italia, en el que se quedó en 2 puntos y 4 rebotes en 27 minutos de juego. Su visión de juego, capacidad de pase e intimidación compensaron estas lagunas hasta que irrumpió en semifinales ante Australia, liderando la victoria más sufrida y convirtiendo 22 de los 33 puntos que consiguió en la segunda mitad y las prórrogas. Con su aportación ante Argentina en la final acabó el campeonato con medias de 14,4 puntos, 5,5 rebotes y 4,1 asistencias, siendo el mejor en valoración de la Selección y el segundo mejor en parciales en pista. Integrado en el mejor quinteto junto a Ricky Rubio, Fournier, Scola y Bogdanovic, finalmente se convirtió en el segundo jugador de la historia en lograr título mundial y de NBA el mismo año, después de que lo hiciera Lamar Odom en 2010.

La imagen de Marc recorriendo la zona mixta del Wukesong Arena de Pekín con el oro colgando del cuello y el balón del partido en las manos será una de las que se recuerden de este Mundial. “Éste no es para mí, es para mis hijos”, remarcaba el 13 de la Selección, incrédulo de vivir en poco tiempo la conquista de dos de los mayores logros a los que puede aspirar un jugador. “Profesionalmente, ha sido increíble. He tenido la suerte de poder inspirar a los más jóvenes y ayudar a ganar”, recalcaba. Tras 111 partidos disputados, seguramente el récord absoluto esta temporada a todos los niveles profesionales, Marc se llevaba el botín más preciado en una campaña que se prevé irrepetible. “Después de esto sólo podemos ir a peor”, le decía Scariolo.

Marc Gasol y Pau Gasol

Otro tipo de liderazgo

A diferencia de Pau, que irrumpió en la Selección destinado a un papel de líder tradicional en el más amplio sentido del término, el rol de referente que ha ejercido Marc en el equipo no ha sido tan vocal o evidente.“La felicidad no depende de que la gente me lo reconozca o no. Tú debes seguir haciendo tu trabajo igual. Para mí la felicidad depende más del trabajo diario”, le confesaba a Luis Mendiola, de El Periódico, ya en su etapa final en los Grizzlies. Y es que perseverancia, trabajo lejos de los focos y liderazgo con el ejemplo han sido los valores que Marc ha aportado en esta etapa reciente tanto en la Selección como en la NBA. Ricky se lo reconocía minutos después de ganar el título al asegurar que “Marc siempre ha sido ‘el hermano de’ y ahora está escribiendo el nombre él solo, y al final tenemos que dejar que cada persona sea quien sea”.

Ese modo personal de comportarse, de trabajar y orientar su carrera le han llevado también a hacerlo acompañado de unos valores no muy comunes en los deportistas de élite. Por un lado está esa comentada vinculación con Memphis y los Grizzlies, que le valdrá la retirada de su camiseta con el dorsal 33 en un futuro próximo. El presidente de la franquicia, Robert Pera, le definió como “compañero de equipo, jugador estrella y pilar” durante las once temporadas de una franquicia a la que aportó “corazón y pasión por el juego”.

Pero por otra parte cabe destacar el perfil de Marc Gasol como referente en el activismo social o en la influencia en la comunidad, en unos términos poco comunes entre figuras mediáticas como él, que suelen rehuir los temas susceptibles de debate ideológico. Su implicación con ProActiva Open Arms en el rescate de inmigrantes en el Mediterráneo, incluida una experiencia impactante el verano pasado en la que incluso presenció fallecidos en alta mar y pudo colaborar en rescatar a víctimas de naufragios, ponen de manifiesto esta implicación unos principios auténticos que le colocan a otro nivel.

No menor es también la implicación con su familia en la Gasol Foundation, centrada en la lucha contra la obesidad infantil, o la que tiene personalmente con el Bàsquet Girona, el club que preside, creado desde la base y tratando de devolver la competición de élite a esa ciudad.“Tengo un contrato no firmado con mi mujer para que mi último año como jugador sea en Fontajau”, ha explicado. Fundado en 2014, el sénior del club compite ya en LEB Plata con las miras puestas en un ascenso que en pocos años podría hacer pensar en su retorno a la ciudad que determinó su camino de éxito en el basket que, trece años después, vuelve a colocarle en lo más alto del mundo.

CONSIGUE AQUÍ LA REVISTA DE LOS CAMPEONES

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)