El España-Argentina, en datos: así llegan ambos equipos a la gran final

El España-Argentina, en datos: así llegan ambos equipos a la gran final

Luis Scola y Ricky Rubio, los indiscutibles líderes de cada selección en su camino hasta la gran final.

Los números no siempre determinan lo que va a pasar en un partido de baloncesto, pero para toda una final del Mundial pueden ayudar a situar mejor como llegan Argentina y España a la gran cita de este domingo en China.

Hablamos de dos equipos que son bastante diferentes a la hora de atacar. Los argentinos lo hacen mucho más (87,6 de media por 82,9 de los españoles), pero defiende algo peor (70,8 recibe Argentina por 69,2 de los de Scariolo). Los porcentajes de tiro contrastan, mejor en los de dos puntos de España (55,6%) y los argentinos con una puntería más afinada desde el triple (36,8%).

El balón lo pasa mejor España (23 asistencias por 20 de los de Facundo Campazzo y compañía) con una igualdad casi exacta en el cuidado del balón (12,6 pérdidas Argentina por 12,9 de España), y en el rebote (39 por 38,9, siguiendo el mismo orden).

Donde es mejor España es en los robos de balón, con tres de diferencia por choque (13 por 10). Los argentinos, además, anotan más en la pintura y su banquillo produce más (31,6 puntos por 26,6) del conjunto nacional. Ni que decir tiene, además, que ambos llegan como los únicos equipos imbatidos hasta la fecha (7 victorias y ninguna derrota).

En los números individuales, destacan dos por encima de los demás: Luis Scola, máximo anotador (19,3) y reboteador (8,1), además del más valorado (20,3) de la albicelete, mientras que Ricky Rubio (el que más puntos mete, con 15,9, el más valorado, con 17,3, y el que más asiste, con 6,4) de España. Curioso dato el del rebote en el conjunto de Scariolo, que tiene a Juancho Hernangómez (5,4) como el más poderoso bajo los aros.

Números que no dan un pronóstico claro, pero que a buen seguro dejan conclusiones sobre la gran batalla que está a escasas horas de producirse.

Lo mejor de cada equipo hasta la final