FEMENINOEstás viendo//España no encuentra respuesta al juego de Japón y arranca el Preolímpico con derrota
España no encuentra respuesta al juego de Japón y arranca el Preolímpico con derrota

España no encuentra respuesta al juego de Japón y arranca el Preolímpico con derrota

España se estrena en el Preolímpico con derrota ante Japón (75-86), en un partido en el que las asiáticas sacaron a relucir su habitual ritmo y fueron superiores. Raquel Carrera, con 19 puntos y 7 rebotes, terminó como jugadora más valorada (22) del cuadro de Miguel Méndez.

El partido, como es habitual ante Japón, no tuvo nada de inesperado. Pero solo con lo habitual, el conjunto asiático sorprendió a España. O, al menos, llevó al conjunto de Miguel Méndez a su terreno. Después de un mes de entrenamientos, las niponas saltaban a pista con fluidez, frescura y acierto. Y el 4/8 en triples inicial marcaba la diferencia en el electrónico, con Raquel Carrera como única vía de escape de España.

Méndez daba entrada a Gustafson para juntarla con la gallega, en busca de esa superioridad física interior que pudiera generar más puntos, pero el problema estaba atrás. Japón imponía su ritmo y castigaba todos los cambios de España en defensa, siempre un paso por tarde. Y Saki Hayashi conectaba hasta 5 triples en la primera mitad.

El frenético ida y vuelta se frenaba progresivamente con Mariona Ortiz, Cristina Ouviña, Alba Torrens y Megan Gustafson en cancha, con la capitana tirando de experiencia. España probaba a salir tras tiempo muerto con una zona y el encuentro volvía a la franja de los 10 puntos. No obstante, con las rotaciones, el guion se repetía. Cada ayuda excesivamente larga era castigada y Japón se sentía muy cómodo sobre la cancha.

La reanudación del encuentro tras el descanso trajo consigo la tercera personal de Mariona Ortiz, que se iba al banquillo en unos instantes en los que Megan Gustafson era la principal protagonista del encuentro. La recién nacionalizada encontraba posiciones cercanas al aro para anotar, pero Japón disfrutaba atacando a su alrededor en cada ataque y aprovechaba la fatiga española, palpable en alguna posesión en la que las asiáticas capturaban hasta 4 rebotes ofensivos.

Con el partido en la cuerda floja, Leo Rodríguez saltaba a cancha por primera vez para intentar dar un giro a todo lo visto hasta entonces. Y lo cierto es que la canaria, con sus dos triples consecutivos nada más saltar a pista, mantenía a España en el encuentro, más por el resultado que por las sensaciones. Sin embargo, con el paso de los minutos, esto resultaba insuficiente para poder competir en un intercambio de golpes constante en la recta final y España certificaba su primera derrota (75-86).

 

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Desliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)