JJOO 2024 BaloncestoEstás viendo//España supera la prueba de fuego ante Canadá y se la jugará ante Hungría
España supera la prueba de fuego ante Canadá y se la jugará ante Hungría

España supera la prueba de fuego ante Canadá y se la jugará ante Hungría

La Selección Española respira, aguanta y derrota a Canadá (55-60) en un encuentro clave en el transcurso del Preolímpico. El conjunto de Miguel Méndez se enfrentará el próximo domingo a Hungría para poner punto final a la fase clasificatoria. A falta de esa jornada y del Japón (1-0)-Hungría (0-1) a las 18:00, las españolas descansan en primera posición, empatadas con Canadá (1-1).

El inicio no pudo ser mejor. España mostró una versión sólida, recuperada del encuentro de ayer, y despegó con un 0-11 de parcial. María Conde encontraba buenas situaciones atacando el aro y Queralt Casas castigaba desde la línea exterior, al mismo tiempo que la defensa marcaba diferencias. Lapeña, en el duelo ante su país, paró el partido y trató de girar el rumbo del choque. La respuesta fue inmediata: 12-11.

Canadá empezaba a encontrar opciones bajo el aro, necesarias ante la baja de Nurse y el bajo acierto de Carleton, y aprovechaba el rebote ofensivo. Dos aspectos importantes a los que se sumaba la jovencísima Syla Swords. A sus 18 años, volvía a entrar en rotación, robaba 2 balones e incluso anotaba un 2+1 en transición ofensiva.

Fue ahí, con problemas ofensivos, cuando Megan Gustafson tomó la responsabilidad. La estadounidense nacionalizada sacó a relucir su arsenal en ataque desde la media distancia y en el poste bajo (9 puntos al descanso), importantes para devolver tanto la tranquilidad como la ventaja al conjunto de Méndez. Esa misma que alcanzaba los 11 puntos al descanso, con España recuperando sensaciones en ambos lados de la cancha con Ouviña en pista.

El rebote ofensivo regresaba a primer plano en la reanudación, con 4 puntos consecutivos de Canadá en segundas oportunidades, seguidos por un triple de Colley y un despiste defensivo que provocaba el enfado de Méndez. «Hemos salido caminando», repetía el técnico en el banquillo, después de pedir el tiempo muerto por un 9-0 de parcial en contra. La balanza se equilibraba tras la charla del staff español, pero la superioridad canadiense bajo el aro seguía haciendo daño, con Achonwa y Alexander dominando la pintura.

Llegada la recta final, varios nombres propios fueron los que asumieron todos los galones. Gustafson sumaba en ataque, Carleton intentaba sin acierto tirar del carro y Queralt Casas se volvía omnipresente en la cancha. La catalana empujaba del cuadro español hasta llegar igualados al desenlace. Esos instantes de máxima presión en los que Maite Cazorla y Cristina Ouviña resultaron diferenciales para certificar el triunfo (55-60).

Foto: FEB

 

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Desliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)