‘Caos como perfecta forma de orden’. Repaso y quinteto de Ajero del 4º día de Eurobasket

‘Caos como perfecta forma de orden’. Repaso y quinteto de Ajero del 4º día de Eurobasket

En cuatro días de competición y tres de septiembre ha vuelto ya todo el mundo a Madrid. En el camino, habrán oído la radio. Los goles de Isco, los ataques de Contador y algo de Fórmula 1. Desde luego, también hay caídas de ojos para nuestro combinado español en basket. Juegan en Rumanía y andando ganarían casi todo lo de la primera fase. Así que bueno, atiendan lo que pasa cuando bajan el culo y defienden: ganan de 30.

Pero bueno, aquí he venido a hablar de mi libro. Las ventanas FIBA se pueden ir al carajo, pero no los Europeos o los Mundiales. Estos días de puesta a tono son geniales. Recuerdos inolvidables de año tras año sentado en el PC, en el WC o en sillón. Viendo a Georgia, a Nigeria, a México o ahora a Rumanía.

Este año me tocó Finlandia. Lo hice por el morbo de que podían ganar a Francia. Luego, de ver a Lauri Markkanen contra Luka Doncic y por fin, contra Polonia por mero gusto.

Los finlandeses han ganado dos partidos y perdido uno con bola para ganarlo. Van camino de la segunda fase, salvo fallo épico y no son recomendables para nadie. Son unos ordenados temerarios. Todos tienen buena muñeca y una extraña mala selección de tiro después de mover la bola rápido.

El caos en persona es Jamal Wilson. El ex de Movistar Estudiantes nunca sabes muy bien qué va a hacer, pero en ésas le metió una daguita en el corazón a Francia. Un ‘viejoven’ de los que decimos ahora, con juego clásico y decisión inspiracional.

Luego, están Sasu Salin o Petteri Koponen, dos excelentes jugadores que no tienen restricciones en su decisiones. Por dentro, Markkanen es lo que le da sentido a todos. Estos tíos no han variado mucho en calidad, con respecto a otros años. Lo que pasa es que antes tiraban bien aún con una mano en la cara. Ahora las manos son menos, porque quién se atreve a que la bola llegue al más alto.

QUINTETO

Luka Doncic: Les hizo 22 puntos a los griegos y les pone zapatos de cemento. No lleva bien Grecia el cambio de rumbo y se ha quedado mudo y sin puntos. Luka cogió el descanso anotador de Dragic -’solo 20 puntos’- para dominar. Cayeron puntos, pero es la manera de saber qué hacer en cada momento, lo que más le define

Gigi Datome: Sobrio y con menos pelo porque le cortaron la coleta tras ganar la Euroliga. Fue en directo, así que tampoco nos sorprende tanto. Sorprende la facilidad para enchufar, 4 de 8 en triples, y que sea otra de las estrella con estela en esta Eurocopa de las deserciones y decisiones. Anotó 24 y cayó contra Lituania. Está metiendo el 58% de los triples que intenta. Bárbaro.

Daniel Theis: Jugará en Boston Celtics o a lo mejor no. Este móvil poste que lleva años destacando por su solidez física, empieza a demostrar que puede hacer cosas bravas en la cancha. Bravas me refiero a 15 puntos, 15 rebotes y tres tapones. Una de las mejores actuaciones personales en la pintura. Eso sí, su Alemania perdió.

Lauri Markkanen: Esta vez han sido 27. Y con el mundo entero mirando. Sería pornografía verle jugar contra Porzingis en este Europeo.

Artem Pustovyi: El Obra hizo de un gran fichaje un pequeño fiasco. Parecía débil e inconstante. Pero el trabajo y la paciencia hará que su apuesta salga rápido por la puerta. Es la idiosincrasia de estos equipos,le echan narices a los jugadores y cuando promedia 17 puntos, 4 rebotes y casi dos tapones con la selección, saben que los días están contados… no hay más que entender.