Australia rompe su maldición y consigue el bronce ante Eslovenia con un excelso Patty Mills

Australia rompe su maldición y consigue el bronce ante Eslovenia con un excelso Patty Mills

Australia ha conseguido la medalla de bronce en los JJOO después de superar a Eslovenia por 107 a 93. Después de cuatro ocasiones en las que los australianos habían alcanzado las semifinales y finalizado en cuarta posición (1988, 1996, 2000 y 2016) por fin consiguieron colgarse un metal en baloncesto masculino

Los australianos estuvieron brillantemente liderados por Patty Mills. El base anotó 42 puntos, récord absoluto de unos JJOO en un partido por las medallas o el título, anotando 15 de sus 31 tiros de campo y finalizando, además, con 9 asistencias. Más de la mitad de los puntos de Australia salieron de sus manos y terminó con 35 de valoración.

Junto a Mills destacó Joe Ingles con mucho acierto en momentos decisivos del encuentro (16 puntos y 9 rebotes), además de una gran aportación de Matisse Thybulle. Imponente en defensa con 3 recuperaciones y una gran actividad en las transiciones y el rebote ofensivo terminó con 11 puntos y un +30 en el +/-, el mejor de toda Australia.

En Eslovenia el máximo anotador fue Luka Doncic con 22 puntos a los que sumó 8 rebotes y 7 asistencias. Sin embargo terminó el encuentro con 7 de 20 en los lanzamientos y con 8 pérdidas. Le siguió en la anotación Prepelic con 18 tantos.

Foto: FIBA