Paolo Banchero obtiene su pasaporte: así es el jugador con más futuro de Italia

Paolo Banchero obtiene su pasaporte: así es el jugador con más futuro de Italia

Banchero posa orgulloso con su pasaporte: ya puede jugar con Italia. Hablamos del jugador de mayor proyección del país

Italia está de enhorabuena. Así lo demuestra con el anuncio de la federación nacional de baloncesto a cuenta de Paolo Banchero. Este joven es uno de los varios proyectos de futuro, quizás el que cuente con una mayor proyección, que el país europeo tiene en sus manos para los próximos 10-15 años. Nico Mannion o Donte DiVincenzo entran en la ecuación, aunque la pega de los tres es que todos serán vía nacionalización y la FIBA sigue permitiendo sólo a uno en sus competiciones de selecciones.

Y es que ésa es la noticia: Paolo Banchero ya tiene el pasaporte. «Jugar con la ‘azzurra’ es un orgullo para mí porque mi familia se siente italiana. Ahora tengo el pasaporte y no puedo esperar para empezar. Nos vemos pronto, Italia», destaca el jugador. Pese a que todavía tiene 17 años, la FIP ya destaca que, como ciudadano italiano, «ya está a disposición del seleccionador Meo Sachetti para vestir la camiseta azul» y que es «una elección hecha con el corazón». En una entrevista previa en SLAM ya aseguró que ésta iba a ser «una unión celestial», por lo que otro sueño cumplido.

Con Banchero los italianos tienen a otro jugador situado en la esfera del baloncesto estadounidense de formación al más alto nivel. Y con pedigrí. Sus dos progenitores fueron deportistas y su madre, Rhonda Smith, además, se dedicó al baloncesto profesionalmente. El lado italiano viene por parte de su padre, Mario, descendiente de dicho país. Paolo se ha criado en Seattle y allí ha desarrollado todo su potencial, después de incursiones en el mundo del fútbol y el atletismo, como jugador en la posición de ala-pívot, siendo uno de los pocos proyectos de cinco estrellas (máxima consideración) del país de cara a ser elegido para la NCAA, a la que ya podrá entrar en 2021. En el O’Dea High School se está formando y de qué forma: doble-doble en sus dos primeros años (14,1+10,2 y 18,2+10,3) y 22,6 puntos, 11 rebotes, 3,7 asistencias y 1,6 tapones en la última temporada. Cerca de acabar la etapa del instituto llegan estos nuevos pasos de gigante para él: asegurar su futuro a nivel internacional con Italia y elegir una universidad para aterrizar en la NCAA, objetivo por el cual las más importantes se están pegando (Duke, Kentucky o Gonzaga son candidatas, Washington es la favorita porque está en la ciudad en la que vive y su madre fue toda una estrella allí cuando jugaba).

De los nacidos en 2002 es sólo uno de los jugadores destacados con aspiraciones NBA. Usman Garuba o Jean Montero, ambos en equipos de ACB, o el congoleño Jonathan Kuminga también están bien arriba en las proyecciones previas de los expertos.

Banchero mide ya 2,08 metros y juega de ‘4’, aunque es móvil para la posición de alero y fuerte para jugar minutos como pívot. Bleacher Report destaca su agilidad, inteligencia la hora de pasar el balón, capacidad para crearse tiros pese a que no tiene un gran uno contra uno pero sí control del cuerpo y manejo del balón, un tiro que todavía puede ir a más dada su depurada técnica… Es uno de los jugadores que Europa, ahora ya con pasaporte en la mano, debe tener en cuenta para el futuro próximo de su baloncesto.