SELECCIONESEstás viendo//Análisis: las consecuencias en el baloncesto de aplazar los Juegos, ¿a qué afecta?
Análisis: las consecuencias en el baloncesto de aplazar los Juegos, ¿a qué afecta?

Análisis: las consecuencias en el baloncesto de aplazar los Juegos, ¿a qué afecta?

Todos los deportes que se dan cita en los Juegos Olímpicos se ven tocados por la decisión del COI debido al coronavirus

La crisis del coronavirus se lleva la información, sea cual sea, por delante cada diez minutos por los cambios constantes que se producen en una emergencia humanitaria sin precedentes y con la que el planeta entero está teniendo que combatir en este 2020. Una de las últimas decisiones que se han tomado, nimia a nivel global pero importante a nivel deportivo, es la suspensión de los Juegos Olímpicos que iban a tener lugar en Tokio este mismo verano. El Comité Olímpico Internacional ha decidido que se celebren más tarde. Aunque no se ha precisado una nueva fecha, sí han asegurado que será antes de que acabe el verano de 2021 y que sí habrá, no serán cancelados. El Gobierno de Japón ha informado de que, tras la conversación con el COI, lo más probable es que sea en ese verano del veintiuno cuando se viva el que es el máximo espectáculo del deporte.

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Propuestas, ideas y formatos para acabar la Liga Endesa y la Euroliga en el caso de que se puedan retomar’

Baloncesto-ficción es lo que toca ahora. No desde esta atalaya, sino desde los frentes que deciden. El mundo de la canasta también tiene que tomar decisiones importantes. El baloncesto es uno de los deportes de equipo más importantes de los Juegos Olímpicos, quizás por la influencia de Estados Unidos, por su popularidad a nivel mundial y por el acertado formato, y se ve seriamente dañado con esta suspensión. Un calendario apretadísimo durante la temporada de clubes es lo que trastoca todos los planes a cualquier mínimo contratiempo y con el coronavirus no hablamos de mínimos.

Estados Unidos

La federación estadounidense ya ha aplaudido la decisión del COI. La natación y el atletismo, que suponen los dos mayores pesos de los Juegos, y más si contamos a los americanos, fueron los que dieron el paso definitivo para forzar la mano de los dirigentes. En cuando a USA Basketball, alegría y primeras decisiones: renovación de Gregg Popovich (que falló en su primera experiencia, la del Mundial de China) para que pueda llegar a la cita como seleccionador, ya que su contrato expiraba al acabar ciclo.

El baloncesto, sin hablamos en contexto estadounidense, es la NBA. No se entiende lo primero sin lo segundo. La Liga se mantiene en suspenso a la espera de saber cómo evoluciona la pandemia en su territorio y la lucha interna que se tiene en el COI también puede ir en paralelo a la NBA. ¿Por qué? Adam Silver y los propietarios quieren acabar esta temporada sea como sea pero en condiciones, para lo que se reorganizará el calendario si la situación no empeora mucho más. Una discusión que se mantiene el tiempo es la de que se inicie la NBA en diciembre y se acabe en pleno verano para luchar contra las audiencias del fútbol americano y se quería aprovechar la coyuntura del coronavirus y que habrá que acabar la 2019/20 allá por agosto o septiembre para volver a plantear este supuesto… lo cual se ha venido abajo al conocer que la intención del COI es mantener los próximos Juegos también en verano. Sería incompatible un giro tan importante en el calendario de la NBA con que Estados Unidos fuera a los Juegos a competir con todas sus armas. La solución que va a mitad y que no deja de ser un parche es que veamos la 2020/21 reducida como la de hace casi diez años, que también se tuvo que acortar pero en aquella ocasión por la huelga hasta que hubo acuerdo NBA-NBPA.

El calendario de la FIBA

Las conocidas como ‘ventanas FIBA’ han resurgido gracias al ya fallecido Patrick Baumann, que presentó un plan para que el baloncesto de selecciones volviera a coger importancia frente a las ligas domésticas y continentales que ahora dominan el mundo del baloncesto. Para ello se estableció un nuevo calendario en el que el Mundial seguiría siendo cada cuatro años pero en año impar, los campeonatos continentales pasaran de dos a cuatro años y se liberara un año, contando con que el restante es para los Juegos.

La próxima Copa del Mundo es en 2023, pero lo que vienen en 2021 son los continentales: EuroBasket, AfroBasket, AmeriCup y AsiaCup. Las fases de clasificación se pueden acortar sobre la marcha pese a que están en marcha, ése es el menor de los problemas. Lo que no cabe es el propio campeonato si durante un año natural se tiene que alternar el asfixiante horario de los clubes con partidos de clasificación para el EuroBasket, el Preolímpico que todavía falta por disputar (al menos, en categoría masculina), el torneo continental y el torneo olímpico. Es materialmente imposible calzar todo en las hojas del calendario. Ahora le tocará a la FIBA decidir: se plantea una clasificación para los Juegos por méritos ya hechos, ya está en discusión dentro del organigrama federativo, pero faltaría más fechas. No suena tampoco muy lógico enlazar EuroBasket con Juegos, ya que ambas competiciones se quitarían relevancia entre sí en el espectro europeo (en América afectaría menos a Estados Unidos, que se toma la AmeriCup como torneo menor). Los continentales deberían pasar a 2022, cuando el calendario se despeja un poco, y para ello habría que retocar de nuevo el formato de clasificación de cara al cierre de etapa de 2023.

España: Gasol, Scariolo…

España pilla de los dos lados: de Estados Unidos por los que están en la NBA y de los de aquí, que ya de por sí llegan con poca gasolina tras la Liga Endesa y/o la Euroliga. En clave FEB surgen dos nombres de primeras: Sergio Scariolo, el seleccionador, y Pau Gasol, que veía los Juegos Olímpicos de 2020 como su posible fecha de retorno.

Scariolo acaba contrato y no tiene claro si renovará o no, dado que su nuevo trabajo en la NBA (asistente especialista en ofensiva de Toronto Raptors, vigente campeón) le exige bastante atención. No debería haber problema por ninguna de las dos partes, tanto por la Federación como por la del de Brescia, en prorrogar unos meses el acuerdo hasta que llegue la fecha de unos Juegos -cuando se decida la definitiva- para los que España ya está clasificada tras ganar el Mundial en Pekín.

Pau Gasol lleva un año lesionado, pasando de los Bucks a los Blazers y luego a estar sin equipo en lo que se recupera del pie izquierdo. Su recuperación no había ido tan bien como preveían los doctores del barcelonés y a este verano podía llegar muy justo y claramente con poco rodaje. Su ilusión, no lo ha escondido, es la de disputar una temporada más en la NBA y también los Juegos, aunque esto -de tener la opción- podría darse al revés si se confirma la nueva fecha de las Olimpiadas.

Las demás ligas

Muchas de las ligas europeas ya han cancelado la temporada, pero sin conocer esta decisión y que implica una liberación de calendario de julio a agosto con la que no se contaba. El descanso es prioritario para los deportistas, pero si se consigue encajar un calendario reducido en esos dos meses la temporada todavía en curso sí se podría terminar. Se aproximaban decisiones drásticas en instituciones como la Liga Endesa o la Euroliga, pero el comunicado del COI supone una válvula de escape para aquellos más interesados en no perder mucho dinero por las molestias que ha causado el virus.

La opinión de los sindicatos de jugadores seguirá teniendo un papel fundamental en estas competiciones que no han acabado. Si retuercen el brazo, forzarán a las ligas a adoptar una posición muy complicada de cara a la sociedad dado que, al menos en el Viejo Continente, el coronavirus no tiene un final a la vista. El 11 de abril es la fecha de reanudación de la Euroliga el 24 de abril es la de la Liga Endesa en estos momentos… Y mientras el ambiente se corta con un cuchillo en Turquía han dejado de jugar hace menos de una semana cuando la emergencia ya era ostentosa y en la VTB, presionada por Rusia, se preparan para volver a las pistas ya. Los Juegos cambian el paradigma.

Si miramos a 2021, poco problema con las ligas domésticas al seguirse el curso que dictan los clubes (por un lado) y el Comité Olímpico Internacional (por otro).

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)