INTERNACIONALEstás viendo//La garra argentina puede con el talento serbio: a semifinales
La garra argentina puede con el talento serbio: a semifinales

La garra argentina puede con el talento serbio: a semifinales

Excelente partido del combinado argentino para tumbar a uno de los grandes cocos del Mundial, que se queda sin opciones de repetir final tras la de 2014 en España.

No muchos jugadores pueden resistirse a salir motivados con un vídeo como el que el staff técnico argentino le puso a sus jugadores justo antes de empezar el duelo de cuartos de final ante Serbia en el Mundial de China. 

Así empezó, y casi terminó, un partido que puede parecer una sorpresa para quién no lo viera, pero que no lo fue viendo el transcurso del partido. Argentina está en semifinales tras vencer por 97-87 un encuentro que dominó desde el exterior y que tuvo en Luis Scola, una vez más, a su principal valor en la pintura (20 puntos). El ritmo de Campazzo, junto con el tiro exterior de Garino y Vildoza maniataron a un equipo que perdió su encanto tras caer contra España en la última jornada de la fase de grupos. Sólo los NBA aguantaron a un equipo, el de Sasha Djordjevic, plano y que lo fió todo a su talento individual. Estados Unidos o Francia, rival en semifinales del equipo del Oveja.

Campazzo manda al inicio 

El deseo de Sergio Hernández y todo su cuerpo técnico se hizo realidad y el comienzo de Argentina fue, sencillamente, BESTIAL. Claro está, favorecida por la irregular defensa serbia durante toda la primera mitad, sobre todo en el bloqueo directo. Con un onmipresente Facundo Campazzo desde el salto inicial, con asistencias por la espalda como la que le dio a Marcos Delía, los argentinos marcaban terreno (7-2 tras dos minutos), y agranbaban la diferencia con una antideportiva de Raduljica y triple de Luis Scola en medio del show del Facu (12-4). Enfrente, Jokic, expulsado ante España, esta vez sí salia de inicio. El imperio serbio en el rebote, y que Argentina entrara rápidamente en el bonus (muchas faltas de su juego interior) igualaba el duelo (empate a 16, minuto 6). El partido, espectacular al final del primer cuarto (25-23).

Al final de esos primeros 10 minutos, el Facu ya llevaba 6 puntos y otras tantas asistencias. Hablamos del jugador que más asistencias ha repartido en un combinado argentino en un Mundial desde hace 25 años. Eran buenas noticias para Argentina, pero un sonrojante 2 a 15 en la lucha debajo de los aros de los balcánicos equilibraba el choque. Por contra, sus 6 pérdidas en 10 minutos daban aire a Argentina, que se veía por detrás nada más arrancar el segundo parcial tras un 2+1 de Vasilije Micic (25-26). No olviden, jugaba el partido tras conocer horas atrás que había fallecido su madre.

Sin Campazzo en la cancha, a Argentina le costaba más anotar. Marjanovic irrumpió en el choque al comienzo del segundo período, y lo hizo como un elefante en una cacharrería. Perdió dos balones debajo del aro y cometió tres faltas (su segunda, antideportiva). Dos triples casi seguidos además, de los otros dos bases de la albiceleste, Vildoza y Laprovittola, rompían algo el duelo (36-28).

Los baskonistas amenazan y las estrellas serbias aparecen

Los cuartos de final de un Mundial es momento de estrellas, y faltaba Nikola Jokic por aparecer. Su 2+1 cuando el oxígeno empezaba a faltarle al equipo de Sasha Djorjdevic les ponía de nuevo de pie tras caer a la lona (36-31). En el otro lado, Vildoza estaba encendido y respondía con otro triple para devolver un +8.

Y a todo esto, Campazzo volvía tras descansar casi 6 minutos y esperando en la silla de cambios mientras llegaba el primer triple serbio en el choque gracias a Simonovic (39-34). La salida del base del Real Madrid surtió efecto casi de inmediato: triple del Pato Garino y de nuevo tiempo muerto de Serbia, que no le encontraba el aire al choque. Al descanso, caía por cinco (54-49), gracias a la aparición de Jokic y Bogdanovic en los minutos previos al paso por los vestuarios.

A dos baskonistas, el Pato Garino y Lucas Vildoza, no les debió de gustar demasiado que llegara el descanso. Entre los dos acumulaban cinco de los nueve triples al descanso de su equipo (Campazzo otros dos, Laprovittola uno y Scola otro) y sembraba unas esperanzas que cada vez tenían más argumentos.

Bogdanovic demostraba que el parón no le había enfríado y anotó su punto número 13 con un triple que acercaba a su equipo (54-52), pero Argentina respondía desde su juego solidario: canasta de Delía y triple de Scola para llevar 16 asistencias en 21 canastas en juego en ese momento. Otro gran jugador NBA, Nemanja Bjelica, también quería su dosis de protagonismo con una canasta y adicional que ponía picante y otra vez a cuatro a su equipo. 

Serbia reacciona y pone todo al rojo vivo 

El choque, con el 70% del tercer cuarto jugado, lo tenía todo: emoción, intercambio frenético de canastas, aparición de actores principales… y la diferencia argentina se mantenía. Campazzo andaba cerca del doble-doble (9 puntos, 9 asistencias en el minuto 27) y Vildoza seguía anotando desde el exterior. Pero Serbia había mejorado atrás, era más duro, y el balón le llegaba a Jokic. El Joker repartía, Bjelica anotaba casi sin quererlo y casi empataba el duelo a falta de 3 minutos para el final de los tres primeros cuartos (66-65). Los últimos minutos del tercer cuarto, espesos y llenos de igualdad con sólo un cuarto por jugarse (68-67).

Argentina lo logra: se mete en las semifinales

El último período arrancó con la primera ventaja serbia en mucho tiempo gracias a un triple del ‘olvidado’ Milutinov. Los serbios parecían que habían encontrado su momento, pero los triples argentinos (12 al final), y la irrupción de Nicolás Laprovittola hicieron de muerte a los balcánicos. Aunque Bjelica respondió cuando se vieron 9 abajo (82-73), el carácter argentino multiplicaba por mucho a su final. Final 97-87 y argentina peleará por las medallas… y quién sabe si por mucho más. Por su parte, el actual finalista del Mundial de España 2014 y favorito por parte de muchos, Serbia, se queda fuera. Campazzo, como parecía al final del tercer período, llegó al doble-doble (18 tantos y 12 asistencias).  

La jugada del duelo la protagonizó Vladimir Lucic, con este espectacular tapón.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)