FEMENINOEstás viendo//Entrevista con Irati Etxarri: “Prefiero ser la segunda o tercera en todo que la mejor en algo concreto”
Entrevista con Irati Etxarri: “Prefiero ser la segunda o tercera en todo que la mejor en algo concreto”

Entrevista con Irati Etxarri: “Prefiero ser la segunda o tercera en todo que la mejor en algo concreto”

MVP en el estreno de la Liga Femenina, líder de Cadí La Seu y convocada por Miguel Méndez en su primera lista con la Selección Española. La temporada de Irati Etxarri está marcando un antes y un después en su trayectoria, un viaje que apunta alto tanto dentro como fuera de las pistas. Tras la locura de su inicio de temporada, atiende a Gigantes del Basket.

Gigantes: Qué meses más especiales, ¿no?

Irati Etxarri: Ha sido un poco locura. Ya no sé ni cuánto tiempo ha pasado desde que empezó la temporada, pero lo he vivido con muchas ganas y estando muy agradecida. Esto no le pasa a todo el mundo. Aunque es cierto que, pese a ser cosas positivas, lleva un punto en el que te satura, porque es una situación a la que no estás acostumbrada.

 

G: Lo tuyo ha sido una cocción a fuego lento con Bernat Canut, ¿cómo estás viendo tu propio crecimiento en Cadí La Seu?

IE: Ha sido un guiso a baja temperatura. No solo por Bernat, también por el entorno. Me considero una persona paciente y que cree mucho en el trabajo. Hay compañeras que me han dicho que creían que me iría, pero yo no lo pensaba realmente. Este era mi sitio. La gente se cree que es un pueblo perdido en la montaña, pero es que nos cuidan mucho. La Seu es el contexto adecuado para formarte como jugadora y ser profesional.

 

G: ¿Es esa razón una de las cuales te ha permitido congeniar tan bien con Laura Peña? Da la sensación de que ella sigue el mismo patrón.

IE: Nuestra relación viene desde la U16. Sin quererlo, la vida te va poniendo a la gente y tú te quedas con quien conectas. Cuando me dijo que fichaba aquí, en parte yo creo que tomó la decisión porque yo estaba. Me hizo mucha ilusión volver a jugar juntas. Sabemos que cada día queda menos para separarnos, ya sea este verano o no, pero estamos muy agradecidas por todo lo que estamos viviendo.

 

“Si de pequeña, cuando no piensas en nada, haces de todo, de adulto hay que hacer lo mismo. Hay que tirarse a la piscina y confiar”

 

G: Es complicado definirte en una posición.

IE: Se puede aplicar a la vida también. Aquí hay que saber hacer de todo. No te puedes encasillar. Tienes que ser realmente muy bueno en algo para triunfar en eso. Prefiero ser la segunda o tercera en todo que la mejor en algo concreto. Mis entrenadores en Navarra no me querían encasillar en nada. Hay que atreverse a cualquier cosa. Si de pequeña, cuando no piensas en nada, haces de todo y ya está… de adulto hay que hacer lo mismo. Hay que tirarse a la piscina y confiar.

 

G:  Además de jugadora, ¿sientes curiosidad por estudiar el juego y ver a alguna referente?

IE: Yo he tenido un proceso con el baloncesto. Empecé a jugar, pero no sé por qué. Me lo pasaba bien y decían que la niña valía. Me llamaba la selección y demás, hasta que llegó un punto en el que me pregunté si era lo que quería para los próximos veinte años de mi vida. Yo me lo encontré, no lo busqué. Tuve esa fase de no saber si era lo que quería, ni veía baloncesto en la tele. Me aburría. Y tenía ya 16, 17 o 18 años. Ya estaba incluso en Liga Femenina. En Araski, aún estaba en esa fase de probar. Una vez le dijeron a mi madre algo de mí y ella respondió que no me gustaba el baloncesto (risas). Sí que me gustaba, pero hasta que no vine a La Seu no decidí que quería ser profesional. Y de ahí empezó un cambio respecto a mi visión hacia el baloncesto. Ahora, cada vez veo más y lo disfruto.

 

“Se lo decía a algunas jugadoras: yo quiero ir a Operación Triunfo, no quiero jugar a baloncesto”

 

G: ¿Tenías otras aspiraciones?

IE: Sí, sí… Te vas a reir. Cuando empezó a pegar fuerte Operación Triunfo… Se lo decía a algunas jugadoras: yo quiero ir a OT, no quiero jugar a baloncesto. A mí el tema de la música y el baile siempre me ha encantado. Tuve que apartar el sueño, pero sigue ahí. No se ha ido.

 

G:  Es decir, que cuando te he mencionado a tus referentes, me ibas a decir Natalia Lacunza.

IE: Sí, Natalia Lacunza, Amaia Romero, Aitana… (risas)

 

G: ¿Y en el mundo del baloncesto? 

Para mí siempre ha sido Alba Torrens. Siempre. En todo. En esta concentración, además de ella, he visto a María Conde y… uf. Ahora mismo está a un nivel increíble. Hay muchas cosas que podría mirar y coger. Ellas dos son a lo que yo aspiro. Ya no es cosa de posiciones, es más de tener sus recursos.

 

G: MVP, debut con la selección, entrevistas, contenido en redes… ¿cómo estás asimilando todo esto?

IE: Es muy pronto para responderte. Soy una persona que mira mucho hacia dentro y se escucha muchísimo, pero no ha pasado todavía el tiempo suficiente para saber si me ha afectado. Yo creo que sí, que en parte me ha afectado. ¿En qué medida? Mucho menos de lo que podría haber sido. No quiero que me afecte, eso lo tengo claro. Lo disfrutas muchísimo porque es positivo, pero no ha sido solo una semana. Fui MVP la primera jornada, después no sé qué, luego lo otro, la selección… Y ha llegado un momento en el que dices ‘vale, ya está’. Y ese momento llegó ayer. Justo ayer, sinceramente. Tanto foco y exposición te hace olvidarte del ahora, del aquí, de estar con mi equipo y conmigo misma.

 

“Cuando coincidimos en la U20, no conocía a Méndez. Me di cuenta de que era un señor de los pies a la cabeza”

 

G: Ganaste con Miguel Méndez el Europeo U20. ¿Qué recuerdos guardas de aquello? 

IE: Disfrutamos mucho. En ese momento, cada una venía de un mundo diferente. Yo, te soy sincera, no sabía quién era en ese momento. Y me di cuenta de que era un señor de los pies a la cabeza. Nos hacía unas reflexiones impresionantes. Ahora que soy más mayor le doy más valor. No es fácil ser entrenador y tener ese tipo de pensamientos. Tampoco esa capacidad para gestionar el grupo. Y Miguel la tiene. Yo como jugadora tuve un papel muy secundario, él apostó por otras. Pero mi recuerdo es muy bueno porque fue muy sincero y tomó decisiones de tal manera que lo llevé bien y lo disfruté.

 

G: Hablas de su capacidad de reflexión, pero tú no te quedas atrás. ¿De dónde te viene?

IE: No sé de dónde me viene, la verdad. Imagino que es un cúmulo de mis experiencias, entrenadores, familia… También te digo que llevo tiempo trabajando conmigo y con mi mente. Es algo necesario. Ganas tranquilidad y tienes las cosas más claras. Que compartiera Ricky Rubio mi entrevista con la FEB fue… Yo pensaba que me moría (risas). Todo lo que dije es lo que siento y me suelo repetir. En este caso se compartió y lo vio mucha gente, pero esto es lo que me digo todos los días. Y el problema vendrá cuando no me lo repita todos los días. Esa es mi identidad y no la quiero perder. El ruido puede descentrarte, pero lo importante es volver al camino y saber que esto forma parte de un proceso.

 

G: Además, Ricky Rubio es alguien que la gente ya no solo le conoce por lo que hace en la pista.

IE: Sigo a Ricky y todas sus reflexiones. Me parecen muy necesarias y no es fácil hacerlo. Él tiene la capacidad y yo creo que él sentirá que lo hace por él, porque es lo que piensa y sabe que puede ayudar a mucha gente. Que el referente en estas cosas me dedique esas palabras, dándome el okey a lo que dije es genial. Yo creo que Ricky ha vivido un proceso, con muchos años de experiencias detrás, y hace esas reflexiones ahora. Que me lo digo a mí, con 23 años… ¡bueno! (expresión de impresión). Lo vi a las 00 de la noche y pensé que ya no dormía, pero al final todo es relativo. Tanto lo bueno como lo malo.

*Conversación publicada en la revista de diciembre de 2021.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)