AMERICAN LEGENDS DOMINO´S BY AJEROEstás viendo//American Legend: Finales NBA 2019, ya no hay más ruido
American Legend: Finales NBA 2019, ya no hay más ruido

American Legend: Finales NBA 2019, ya no hay más ruido

José Ajero te trae la previa del sexto partido de las NBA Finals 2019 entre los Raptors y los Warriors.

Nueve puntos seguidos después de recibir diez. Remontadas y golpes en la mesa insólitos, todo como hecho a propósito para alargar la vida del Oracle Arena, en el trasero de San Francisco. Pero en el aire queda una pregunta, aún más complicada a quién ganará el sexto partido: ¿debió jugar el quinto Kevin Durant?

No la vamos a responder, una vez que él ha dicho que debía jugar y así hizo. El pasado ha pasado y por él nada hay que hacer. Y mientras 40 millones de dólares en 2020 se recuperan en una cama de hospital en NYC… tratamos de sacar 7 ideas que nos digan hasta dónde hemos llegado tras 5 partidos de Finales.

· Los 20 triples de Warriors. Impulsados en la maestría de Klay Thompson para anotar todo aquello que falló al inicio de campaña. Hubo un momento en el que le habló a su mano y le confesó que la echaba en falta. Empezó la campaña 5 de 36 y ahora, en Las Finales está en un insoportable 20 de 34 desde la larga distancia.

· Recién pintado. El dominio de Toronto en la pintura está siendo demoledor. Necesitaron como dije arriba una colección nunca dada de 20 triples en un partido de finales. Nunca dada para los Warriors. Aun así es más sencillo que se mantenga el 54-22 de diferencia bien cerquita del aro que las 20 dianas allende los mares.

· DeMarcus Cousins. Los Warriors aún no han sido capaces de juntar dos partidos seguidos buenos de Cousins. El tío se ha esforzado por volver y es un alivio y placer tenerle por medio, pensará Kerr. Si anota más de 12 puntos, su equipo gana. En el quinto hizo 14 en 20 minutos. Así que entiendo que Nick Nurse volverá a pedirle a Marc que trabaje por ahí.

· El otro mejor de los Raptors. Cada vez tengo menos claro que sea Pascal Siakam. Su intermitencia se ha hecho evidente en las derrotas, pese a que su presencia es el factor visual más letal para Warriors. Pero yo me quedo con mi Marc. Solo habla de disfrutar en la cancha, en unas Finales. No ha desaparecido en ningún partido, solo ha ejecutado el plan establecido. A veces anota, a veces falla. Con Durant aún en cancha, si no hubiera sido por él, los visitantes se habrían ido 20 arriba. 10 puntos fueron el ancla al breve entusiasmo de la ‘Dub Nation’.

· Draymond Green. Bajada de peso, cambio de dieta y meditación. Un control inusitado de las sensaciones. La lengua en su sitio. Ni una técnica en meses. OK. No hay nada que un par de días no se pueda enmendar. A técnica por partido y con el fantasma de que una más le saca de las Finales. Tiene tiempo para no jugar el séptimo si lo hubiera y lo hablase.

· ¿Tiene Kawhi alguien que le frene? La sensación de impotencia en esos dos minutos -realmente 1 minuto y 55 segundos de juego- de Golden State fue supina. 10 puntos sin fallo y una presencia abrumadora. Una bola de demolición ardiendo en fuego que estuvo a punto de dejar el campeonato en casa. 5 de 20 en tiros, antes de hacer 4 seguidos sin fallo.

· Adiós, Oakland. Una mala ciudad donde las haya, sobre todo en los EE.UU. donde han de existir estas ciudades para que otras brillen. Se fue la disidencia social y política que tiempo atrás hizo de San Francisco el centro de la rebelión capitalista. Ahora, los jóvenes ricos, responsables en 1.000 casos de cada 1.001 de nuestros enganches tecnológicos, quieren tener la esencia de la disidencia en sus ropas y echan a sus responsables y vástagos. Oakland es la nueva San Francisco: San Francisco, la nueva capital del mundo para los que puedan vivir en capitales del mundo.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)