AMERICAN LEGENDS DOMINO´S BY AJEROEstás viendo//Estados Unidos - Turquía: 'Ball don't lie'
Estados Unidos – Turquía: ‘Ball don’t lie’

Estados Unidos – Turquía: ‘Ball don’t lie’

Jose Ajero da su particular visión del Mundial de China 2019. Hoy, Estados Unidos-Turquía.

La bola no miente que gritaba Rasheed Wallace. Sheed fue el encargado de poner en las redes sociales una suerte tan vieja como los árbitros de básket. Cuando alguna acción acaba mal pitada, con alguien injustamente en la franja de libres, el fallo se alaba con un ‘ball don’t lie’.

Lo que pasa es que ya nadie sabe qué es verdad y qué es mentira. Por ejemplo, la única verdad es que Dogus Balbay falló dos libres por una antideportiva que no parecía; luego, Cedi Osman, otros dos. Cuatro seguidos en la prórroga. Cuatro golpes en la cabeza duros, despiadados que encima molestan más al ver cómo Middleton anotó los suyos sin esfuerzo. 

Y luego, también es verdad que Turquía fue el mejor equipo de baloncesto y que los triples, sí, los triples son la diferencia entre la NBA en China y el resto del mundo…

· Los triples. Estaba Turquía cómodamente instalada en el partido. Sin fallar mucho en general y anotando cerca de la canasta. 10 de sus primeros puntos ya no llegaban en la pintura, no: en el área restringida. Y ya que el trasiego era sencillo, apostó Popovich por quitar a sus ‘5’ y poner a muchos pequeños. 6/9 en triples, tres en dos minutos y EE.UU. tan relajada, sin dominar pero acertando. Lo malo es que, aunque juegues en la NBA, vivir del triple implica el riesgo de que no siempre entren. El 6/9 del 1º cuarto dio paso a un resto de partido de 8/31.

· Jayson Tatum. Viene de una de sus temporadas más nefastas en su vida de básket. La segunda de profesional ha sido dura, con dedos que le señalaban y sus muñecas que no enchufaban. Sabemos, o creemos, que es buenísimo. Para mí el mayor talento, el más especial, pero no la mete. 0 de 3 en triples, para un total de 2 de 8 en dos partidos. Un 25% que trata de lavar con penetraciones que ejecuta como se hace en Duke, suave, con clase. Pero tampoco anota con superioridad. Está en un 35% en tiros de dos. Al menos acudió a la línea y pensé que desde allí me iba a dejar ver el ciclismo, pero tampoco. Erró uno. Tiene pinta que vamos a tardar en saber qué pasa con su mecánica de cuento, se le torció un tobillo y no pinta bien.

· Un cinco. Brook Lopez cerca del aro, o de espaldas, está perdido como yo en un concierto de Rosalía. Lo intentaría porque ha de estar bien verla, pero no sé qué hacer con las manos. Y él, no sabe cómo colocarse, no tiene espacio para nada y ocupa el de los demás. Sale fuera y eso, y de ahí, castiga con el triple. Pero no con recurrencia, así que… Bueno, todo se lo dejamos a Myles Turner. Es un jugador excepcional, grande, móvil y recursos -ya le llegarán más puntos- y es lo más parecido a un 5 que puede y debe usar Popovich. Ocupa menos y se mueve más, es rápido en defensa y cuando ha visto aro, ha sido cuando mejor han ido los minutos para USA.

· Crisis. No sé de qué están hechas las cabezas de los jugadores americanos, pero no pueden ser expertos en manejar situaciones extremas todo el rato. Quiero decir, hay momentos en los que han de sentir que todos van contra ellos, en los que las bolas pesan mucho y aunque asuman, no significa que vayan a meter. Hay momentos en los que no están para ganar a nadie y no creo que sea por ausencia de condiciones.

· Ah, Turquía. Y Grecia… estaba hablando del potencial de la selección griega cuando perdió. No es lo mismo perder contra Brasil que jugar contra USA. Y digo esto porque en breve se van a encontrar. En cuatro días, y los turcos han descubierto que sin fallos y orden -OK, Mahmutoglu y Wilbekin fueron agentes del caos con más o menos éxito- se puede ganar a una selección muy vulnerable. Las dudas están creadas y no sé por dónde mejorará Pops, más que nada porque Turquía no es ni de lejos favorita a nada.

· Estadística. Ese 8/31 en triples fue un dolor. Más que nada porque vivieron de un 6/9 para enmascarar más básket. Luego un 0/4 en libres en pocos segundos hicieron que ganara Estados Unidos. No fueron los mejores y ganaron. O al menos no perdieron, que la cosa en un Mundial también va de eso.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)