GUÍA NBAEstás viendo//Guía NBA 2018/19: Toronto Raptors, por Andrés Monje
Guía NBA 2018/19: Toronto Raptors, por Andrés Monje

Guía NBA 2018/19: Toronto Raptors, por Andrés Monje

Memoria 2017-18
Balance: 59-23. Primeros del Este. Eliminados en Segunda Ronda (Cleveland, 0-4)
Eficiencia Ofensiva Ritmo Eficiencia Defensiva
111 (3º) 99.8 (13º) 103.4 (5º)
Ataque 4 Factores Defensa
53.9% (5º) % efectivo en tiros 50.1% (3º)
25% (16º) Tiros libres 27.7% (25º)
13.3% (4º) Pérdidas 14.3% (15º)
23% (11º) Rebote ofensivo 22.3% (13º)
Ataque Triple Defensa
37.7% (5º) Volumen 29.2% (2º)
35.8% (18º) Acierto 35.7% (11º)
Glosario de la Memoria 2017/18:
* Ritmo: posesiones cada 48 minutos / Ef. Ofensiva: puntos anotados cada 100 posesiones / Ef. Defensiva: puntos recibidos cada 100 posesiones.
* Porcentaje efectivo: une valores en tiros de dos y triples / Tiros libres: porcentaje de tiros libres (lanzado o recibido) sobre el total de lanzamientos de campo / Pérdidas: pérdidas de balón (propias o provocadas) cada 100 posesiones / Rebote ofensivo: Capturas de ataque (conseguidas o permitidas) sobre el volumen total.
* Volumen de triples: porcentaje de lanzamientos (intentados o permitidos) de tres puntos sobre el total de tiros de campo/ Acierto de triples: porcentaje de acierto (propio o permitido) en lanzamientos de tres puntos.

toronto

La mejor fase regular de la historia de la franquicia (59 triunfos y liderato del Este) tampoco evitó el golpe en Playoffs. Por tercer año consecutivo los Raptors se estrellaron contra LeBron James y por segundo, además, no lograron ganar ni un solo encuentro en esa eliminatoria de Segunda Ronda. Un varapalo terrible.

La apuesta más ambiciosa de la Gerencia, que el año anterior había renovado a Lowry e Ibaka, recibió el mismo impotente final. Eso sí tras la caída Masai Ujiri no dudó en apretar el gatillo para cambiar el rumbo y tratar de reordenar el proyecto. Lo hizo a través de dos cambios de entidad: el despido de Dwane Casey (elegido Técnico del Año) y el traspaso de DeMar DeRozan (estrella de la franquicia).

Siendo el primero significativo, por la evolución creciente del bloque y el prestigio ganado por el entrenador, estuvo lejos del impacto mediático del segundo, un seísmo en la organización que volvió a reiterar, por otro lado, que muy a menudo el negocio no entiende de sentimientos. Ujiri no titubeó al dar salida a una leyenda en Toronto, pero tenía claro el motivo.

Kawhi Leonard estaba en el mercado, tras un turbulento final de relación con los Spurs después de un año casi en blanco en lo deportivo a causa de constantes desencuentros por el tratamiento de la lesión que padecía en la pierna derecha. Y en la posición de los Raptors, un proyecto con sus jugadores clave ya veteranos, sin LeBron James compartiendo Conferencia y con necesidad de buscar un salto cualitativo, tomó el riesgo.

No se puede ocultar que lo es, porque Leonard no solo ha pasado una temporada sin acción en pista (únicamente disputó nueve partidos), desconociendo hasta qué punto está o no en su mejor nivel físico, sino que además es agente libre sin restricciones el próximo verano y su entorno se ha encargado de manifestar ya su deseo por jugar en Los Angeles. Es decir cabe la posibilidad de que los Raptors ‘alquilen’ a Leonard un año y hayan sacrificado a DeRozan (más el joven Jakob Poeltl) por el camino.

También, por supuesto, hay otra cara en la moneda. Leonard sano es uno de los cinco jugadores más determinantes de la NBA y una pieza ideal para el juego actual por su versatilidad, tiro y mayúscula influencia en ambos lados de la cancha. Es decir Leonard sano pone mucho más cerca del anillo a Toronto. Y si hubiese éxito final en la temporada no puede ser descartado que, en un mercado imprevisible, Ujiri consiguiese acordar la continuidad del alero. Lo único claro es que la apuesta de la franquicia es contundente.

Metodología Nurse

La salida de Casey podría tener en principio menos peso, si pensamos que su relevo ya estaba en su cuerpo técnico. Pero lo cierto es que Nick Nurse, nuevo técnico de los Raptors, fue parte activa del cambio de estilo en el equipo y ahora, con pleno mando, puede llevar la evolución bastante más allá.

Nurse, asistente de Casey los últimos cinco años, está mucho más ligado que su antecesor a sistemas modernos, dinámicos y sujetos a un mayor peso de la estadística avanzada. El cambio se notó el pasado curso, en el que tuvo mayor relevancia y esta derivó en una actualización del ataque de Toronto, que prescindió del alto volumen de aclarados (solo 5.9% de jugadas) para hacerlos más eficientes (segundo mejor dato de la Liga, tras Houston), aumentó las secuencias de circulación de balón (generando más volumen de tiros tras recepción y menos tras bote) e incremento drásticamente el uso del triple (quinto registro más elevado de la NBA). Ideas, todas ellas, productivas.

El nuevo técnico de los Raptors bebió del enfoque de los Rockets hace un lustro, antes de llegar a Toronto como asistente. Y la influencia se nota. Su estilo buscará hacer a su equipo mucho más agresivo y versátil, algo especialmente interesante de seguir en cuanto a formatos, ya que los efectivos interiores (Valanciunas, Monroe, Ibaka, Siakam) posiblemente compitan por menos puestos si Nurse abusa del uso de aleros y quintetos pequeños.

Foto: Vaughn Ridley / Getty Images

Foto: Vaughn Ridley / Getty Images

Tras haber añadido rango de tres puntos, Valanciunas puede ganar protagonismo. Con una situación por descifrar se encuentra sin embargo Serge Ibaka, que podría dar un salto cualitativo si produce como cinco pero que puede verse rebasado, en cierto modo engullido por formatos pequeños, si no da ese paso. Circunstancia, esta última, que podría beneficiar a Greg Monroe.

En quintetos pequeños, con solo un interior, Leonard tiene compañeros que pueden proyectar la idea. A uno le conoce bien, ya que Danny Green llegó a Toronto como parte del traspaso. Y pese a que los últimos tres años no ha llegado al 40% de acierto en triples (hito que logró los cuatro anteriores), sigue siendo un valor experto y a tener en cuenta en el triple tras recepción y, sobre todo, por su fiabilidad defensiva.

No obstante la unión más esperanzadora puede ser la de Leonard con OG Anunoby, que dejó una fantástica impresión en su primer año, no solo atrás, donde apunta a ser una fuerza realmente pronto sino también en ataque, con un más que decente 35% de acierto en triples de catch&shoot y un magnífico 44% desde las esquinas. La coexistencia de estos tres aleros se puede ver reforzada con Norman Powell, otro pitbull defensivo para la estructura, o CJ Miles, mucho más encaminado a ejecutar y gran opción para revitalizar partidos.

En definitiva los formatos de aleros son claramente un fenómeno a seguir en los ‘nuevos’ Raptors, que apuntan a elevar ritmo, transiciones y volumen de triples a base de ganar versatilidad posicional.

Fuerza en el banquillo

Si la profundidad de opciones interiores y en las alas es llamativa, no queda atrás la baraja en el backcourt. Y de ahí nace otra de las virtudes que más puede explotar Nurse. O en realidad perfeccionar, ya que la segunda unidad de Toronto ya fue el curso pasado (Van Vleet, Wright, Miles, Siakam, Poeltl) uno de los quintetos más dominantes del año, superando a los rivales por 17 puntos cada 100 posesiones.

Van Vleet, renovado este verano (18 millones por 2 años) cuajó un año sensacional y como termómetro de banquillo resulta de enorme utilidad. Firmó 3.3 asistencias por cada balón perdido, supo cuándo acelerar los partidos y su energía se trasladó siempre a sus compañeros. Sin DeRozan, existe la posibilidad de que llegue a coexistir más con Kyle Lowry, una combinación devastadora el curso pasado (119 puntos por 100 posesiones anotaron los Raptors con ambos en cancha), aprovechando la solvencia defensiva de sus aleros.

Foto: Vaughn Ridley/Getty Images

Añadir a Leonard, muy efectivo llevando juego de bloqueos, a uno de los equipos que más (26% de jugadas) y mejor (top 10) empleó ese recurso el pasado año suena muy sugerente, con los Raptors pudiendo arrojar tres opciones potentes para ese tipo de jugadas desde el bote y de paso evitando sobrecargar a Lowry (que estructuralmente sigue siendo vital), con el fin de que llegue fresco a Playoffs.

Toronto hizo nacer del pick&roll, con el pequeño dividiendo la zona y muy abierto, multitud de jugadas que acaban en inversión del balón y triple, especialmente desde las esquinas. Si su acierto exterior sube (estuvo por debajo de la media el año pasado), el ataque puede ser aún más peligroso.

A buen seguro incidirá Nurse en esas secuencias rápidas pero diferencial puede resultar cómo se expriman atrás los formatos pequeños que pondrá en práctica. Los Raptors fueron acribillados por Cleveland en sus dos últimas eliminaciones de fase final (118 y 121 puntos recibidos por 100 posesiones, respectivamente), por lo que el desempeño defensivo que se vaya solidificando en fase regular va a ser clave. Mimbres existen para lograrlo.

 Datos de lupa:

  • Colectivo:

El 59% de las canastas de Toronto fueron asistidas (11º en la NBA), cambiando el 47% del año anterior (peor equipo en la Liga).

  • Individual:

Jonas Valanciunas intentó 79 triples en la temporada (con un 40% de acierto). En los cinco años anteriores, había intentado solo 5.

Situación salarial:

  • Salarios franquicia: 126.7 millones
    • Límite salarial: 101.8 millones
    • Impuesto de lujo: 123.7 millones
    • Mínimo salarial: 91.6 millones

Fuente: Basketball Insiders

  • Opción de jugador
  • Opción de equipo
  • Qualifying Offer
  • No completamente garantizado

Jugador a seguir:

Si se encuentra recuperado de sus problemas físicos, Kawhi Leonard puede marcar diferencias. Defensor monstruoso, extremadamente versátil y con un dominio sobrio en todo apartado ofensivo. La clave es descifrar hasta qué punto está sano y cómo de involucrado se mostrará con un proyecto que, en su caso, podría ser de paso. Es una oportunidad para reconducir su carrera.

Kawhi Leonard

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)