NBAEstás viendo//El lado más 'guerrero' de la NBA: jugadores que probaron en la lucha libre
El lado más ‘guerrero’ de la NBA: jugadores que probaron en la lucha libre

El lado más ‘guerrero’ de la NBA: jugadores que probaron en la lucha libre

Enes Kanter ha confirmado que firmará con la WWE cuando acabe su carrera en la NBA, pero no sería el primer jugador en pasarse a la lucha libre

La lucha libre, la WWE, es uno de los reyes del entretenimiento en Estados Unidos, que con el tiempo ha ido cruzando fronteras y convirtiéndose en un fenómeno mundial. No es de extrañar que estrellas del deporte, la farándula y la música hayan realizado cameos o hayan participado activamente de los combates que mantienen a millones de espectadores pendientes del televisor. La NBA no está ajena a esto y varios han sido los jugadores que se han paseado por el ring a lo largo de la historia, con mayor o menor protagonismo. El último en hacerlo ha sido Enes Kanter, quien en una entrevista con Shams Charania admitió que tras su aparición en la WWE, la compañía le ofreció un contrato para cambiar de deporte.

«Definitivamente me convertiré en luchador de la WWE. Ya he tenido ofertas de la WWE, pero tengo que acabar mi carrera en el baloncesto primero», declaró el jugador de los Boston Celtics, que ya ha tenido alguna que otra intervención en la promotora, ha sido campeón 24/7 y que tiene claro su futuro una vez que cuelgue las botas. Lo que está claro es que su devoción (¿obsesión?) por la lucha libre ha ido más allá que para cualquier fan medio. De hecho, Kanter siempre ha tenido guiños para la WWE, como cuando fue presentado en el Midnight Madness de la Universidad de Kentucky en 2010 como si fuese el mismísimo The Undertaker (El Enterrador).

Precisamente The Undertaker es uno de los varios luchadores de la WWE con raíces baloncestísticas. El monumental luchador probó suerte en el mundo de la canasta antes de convertirse en uno de los personajes más famosos del universo de la lucha libre. Igual que él, otras grandes estrellas de la lucha libre como Kevin Nash, Giant Gonzalez o The Big Show lo intentaron en la cancha antes que en el ring, llegando incluso el último de los mencionados a jugar en la Universidad de Wichita State.

En la NBA se han dado homenajes puntuales a la WWE. LeBron James lució camisetas de sus luchadores favoritos en apariciones públicas durante su segunda etapa en Cleveland, como la del Último Guerrero que utilizó en la celebración del título con los Cavs. Damian Lillard aprovecha cada noche de Halloween para disfrazarse de Stone Cold Steve Austin, su luchador favorito, al que ha dedicado un modelo de sus Adidas Dame 6. La plantilla de los Milwaukee Bucks convirtió en tradición los teatrillos de lucha libre antes de saltar a la cancha. Eso por no hablar de la intervención de Darryl Dawkins en el Wrestlemania II (1986) ejerciendo de juez de un combate de boxeo entre Roddy Piper y Mr. T (el famoso M.A. Barracus del Equipo A). Pero además, ha habido casos de jugadores de baloncesto que se han subido al ring, algunos de ellos con bastante éxito.

Dennis Rodman vs. Karl Malone

La rivalidad que protagonizaron Dennis Rodman y Karl Malone durante los enfrentamientos entre los Chicago Bulls y los Utah Jazz en las Finales de la NBA cruzó en varias ocasiones los límites del baloncesto. El contacto físico pasó a un primer plano en más de un lance de los partidos e incluso ambos jugadores acabaron enganchados por los suelos en alguna que otra ocasión. Rodman y Malone eran carne de lucha libre… y acabaron resolviendo sus problemas en el ring.

‘El Gusano’ ya había hecho algunas apariciones junto a Hulk Hogan en la WCW y se volvió a aliar con el carismático luchador para enfrentarse a Karl Malone y su amigo Diamond Dallas Page en un combate por parejas en el Bash At The Beach de 1998.

Shaquille O’Neal vs. The Big Show

Los coqueteos de Shaquille O’Neal con la WWE fueron algo muy habitual durante muchos años. El mastodóntico pívot de la NBA quería subirse al ring de lucha libre, pero sus respectivos equipos nunca le permitieron que lo hiciera para evitar lesiones. Se tuvo que conformar con ser cornerman de Hulk Hogan en repetidas ocasiones, pero cuando Shaq colgó las botas se vio libre para cumplir su sueño y tuvo una aparición sorpresa estelar en el WrestleMania 32, formando parte del Andre the Giant Memorial Battle Royal, donde protagonizó un cara a cara con The Big Show que sirvió para alimentar los rumores de un combate futuro entre ellos que finalmente nunca se dio.

El esperpéntico show de la familia Ball

En 2017, cuando Lonzo Ball iba a entrar en el draft de la NBA, la familia Ball protagonizó un lamentable espectáculo en el ring de la WWE. Lonzo, su hermano LaMelo y su padre Lavar hicieron un cameo en un segmento del luchador The Miz, saliéndose del guión y tirando por tierra diferentes colaboraciones futuras que ya habían acordado con la compañía de entretenimiento. LaVar Ball se quitó la camiseta y se encaró con The Miz, mientras que LaMelo Ball utilizó varias veces la palabra nigga, tan comprometida en Estados Unidos como prohibida en cualquier espacio televisivo para todos los públicos. Al menos Lonzo no dio la nota.

Michael Jordan casi se pelea (de verdad) con Mark Henry

Mark Henry es uno de los luchadores más famosos de la WWE. Una auténtica mole de 181 kilos y 1.93 de altura con un pasado en el mundo de la halterofilia (compitió en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96) y muy malas pulgas. Las mismas que sacó a relucir en un encuentro con Michael Jordan.

Tal y como contó el wrestler en una entrevista en Sirius XM. «Eran las Olimpiadas de 1996 y yo era amigo de Charles Barkley, Karl Malone y David Robinson. Conocía personalmente a muchos de los jugadores del equipo olímpico de baloncesto así que fui a verles. Estaba en el hall del hotel con Barkley cuando se acercó Michael y en lugar de saludar de decir ‘Hola ¿Qué tal? ¿Dónde vamos? ¿Qué hacéis? ¿Jugamos a las cartas?’ o algo así dijo: ‘¿Quién eres tú?’ a lo que le respondí: ‘¿Quién c*** eres tú?’. Esa fue nuestra presentación», contó el luchador en el programa radiofónico. «No te acercas a Mark Henry y le hablas como si fuera un cualquiera. Yo soy alguien. Quizás no hago tanto dinero como tú, la gente no conoce mi nombre o quizás no vendo millones en zapatillas, pero si hubiera querido le habría apagado las luces en un abrir y cerrar de ojos. Suerte que Barkley calmó las aguas y obligó a Michael a disculparse, pero le puse en su lugar». Tras el incidente, la reunión continuó con normalidad y nadie resultó herido. O mejor dicho, y Michael no resultó herido. Incluso la estrella de la NBa le invitó posteriormente a una de sus fiestas de cumpleaños.

https://www.gigantes.com/tienda/suscripciones/suscripcion-jordan-38/

Oferta especial de suscripción

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)