De no ser drafteado al Hall Of Fame. El caso de Ben Wallace

De no ser drafteado al Hall Of Fame. El caso de Ben Wallace

Ben Wallace estará en el Salón de la Fama. La gala del Hall Of Fame 2021 está cargada de historia, recuerdos y momentos legendarios del mundo del baloncesto. Bill Russell, Chris Bosh, Paul Pierce o Chris Webber serán algunos de los protagonistas, a los que se sumará Ben Wallace. El interior de los Pistons que desarrolló gran parte de su carrera en los Pistons será el primer jugador en la era moderna de la NBA en acceder al Salón de la Fama sin haber sido drafteado.

Ben Wallace, tras entrar a la competición por la puerta de atrás, decidió tomarse su aventura NBA como una misión para demostrar lo equivocadas que estaban las franquicias. Así lo compartía en unas declaraciones recogidas por aquel entonces y que recordaba recientemente Basket USA: «Una vez que pasas el primer shock y crees que debes pasar factura a cada equipo que ha gastado su oportunidad de apostar por ti, vuelves al trabajo. Así que esa noche fui a la habitación. Estaba en una misión para decirles a todos: ‘Echaréis de menos a alguien’. Me repetí el nombre de todos en el entrenamiento de fuerza: Iverson, Marbury, O’Neal, Bryant, Allen… Se convirtió en una motivación: yo contra todos. Y siempre he vigilado sus carreras. No fue personal, ni contra ellos, pero así es como abordé las cosas»

El campeón de la NBA, cuatro veces mejor defensor de la competición, era así definido por su técnico Larry Brown tras el anuncio de su inducción en el HOF: «Es un jugador que llegó al límite de su potencial y demostró a la gente que, si trabajas, te defiendes en cada acción y te recuperas cada vez, entonces puedes tener impacto sin anotar 30 puntos. Puedes ver las estadísticas de Bill Russell, Wilt Chamberlain, Nate Thurmond, pero tuvieron un impacto de muchas maneras. Ben Wallace fue así y es un gran ejemplo para los jóvenes que maldicen en sus acciones defensivas».

Precedentes

Según cuenta NBA.com en palabras de Sergio Rabinal, sobre el papel Ben Wallace no es el primer caso de esta índole. A pesar de ser el único jugador desde 1985 en entrar al Hall Of Fame tras no haber sido elegido en el Draft, Neil Johnston, Connie Hawkins y Carl Braun también pasaron por una situación similar. En el caso de Johnston y Braun, sucedió en los años 40 y 50, épocas en las que el Draft no era para nada semejante a lo que es hoy en día. En el de Hawkins, un escándalo por un préstamo en la universidad le privó de entrar en la NBA, por lo que fue a la ABA y, desde ahí, accedió a la liga un tiempo más tarde. Un caso peculiar de undrafted, sí.