MÁS BASKETEstás viendo//Recordamos la histórica visita de Kobe Bryant al Rucker Park
Recordamos la histórica visita de Kobe Bryant al Rucker Park

Recordamos la histórica visita de Kobe Bryant al Rucker Park

La visita de Kobe Bryant al Rucker Park marcó un antes y un después en la historia del baloncresto callejero en la ciudad de New York

Verano de 2002. Kobe Bryant acababa de ganar su tercer anillo consecutivo con Los Angeles Lakers. La celebraciones ya se habían terminado y todos los jugadores estaban de vacaciones. Era tiempo de que todo el mundo descansase e incluso desconectase un poco del baloncesto. Todos menos Kobe. El escolta aprovechó un viaje a New York para pasarse por el mítico Rucker Park, pero no en plan turista, sino para dejar huella.

Greg Marius, el tristemente fallecido comisionado del EBC, el torneo que se juega en el Rucker Park, me contó años después que «pese al paso del tiempo y otras grandes actuaciones que ha habido en el parque, la visita de Kobe Bryant es uno de los mejores momentos de la historia del campeonato y del Rucker Park«. La presencia de la estrella de los Lakers provocó que el recinto en el que se encuentra la legendaria cancha de Harlem se quedase mucho más que pequeño. La cola para entrar al playground daba la vuelta a la manzana desde horas antes de que Kobe Bryant llegase al recinto.

‘La Mamba’ entró en la dinámica del baloncesto callejero desde el primer momento. No se achantó ante las provocaciones, sacó a relucir su mejor trask-talk y lo respaldó con un juego a la altura de las circunstancias. «Lo mejor de todo fue poder interactuar con el público. Es el mejor recuerdo que me llevé de allí. Todo el mundo que fue a verme jugar y poder pasar un buen rato haciendo trash-talk con ellos», declaró el jugador en palabras recogidas en el NY Post.

La lluvia estropeó el espectáculo y tuvieron que obligar a Kobe Bryant a dejar de jugar. El escolta de los Lakers quería acabar el partido, pero nadie tenía interés alguno en que uno de los mejores jugadores de todos los tiempos se lesionase en un partido de baloncesto callejero. Aun así, en sólo la primera mitad del choque, Kobe se marchó hasta los 15 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias. Vamos, que no se estuvo paseando ni luciendo palmito. Fue a grabar su nombre en los libros de historia (del streetball) y así lo hizo.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)