La G-League sigue pegando fuerte: tres grandes talentos descartan la NCAA

La G-League sigue pegando fuerte: tres grandes talentos descartan la NCAA

El programa de desarrollo y formación de jugadores de la NBA G-League llega para cambiar las reglas de juego y convertirse en una alternativa a la NCAA

La NCAA ha recibido un gran mazazo por parte de la NBA. La liga de desarrollo, la G-League, se ha convertido en una plataforma factible para que los jugadores de instituto lleguen a la Liga sin tener que pasar por la competición universitaria y, al mismo tiempo, cobrando un salario desde el mismo instante en el dejan el baloncesto escolar.

Las grandes promesas que desembarcan en la G-League

Jalen Green, el mejor jugador de la promoción de instituto de 2020 según ESPN, anunció volvía finalmente no iría a la Universidad de Memphis y que firmaba por el programa de desarrollo y formación de la G-League de cara a la próxima temporada. Acto seguido, el jugador que ocupa el puesto número 13 en el mismo ránking, Isaiah Todd, hacía lo propio, rompiendo su acuerdo con la Universidad de Michigan. Y pocos días después, Daishen Nix, la gran estrella de Nevada, también confirmó que rechaza a la NBA para marcharse hasta la G-League

De esta forma, la NCAA perdía de golpe a varias de las que estaban llamadas a ser sus estrellas en la campaña 2020-21. Y todo apunta a que no serán las últimas, ya que los analistas no han tardado en poner mucho énfasis en los beneficios económicos y de formación en el aspecto profesional del deporte de esta alternativa a la universidad.