Ovación, beso, lágrimas y triple final: emotivo último partido de Pierce en Boston (Vídeo)

Ovación, beso, lágrimas y triple final: emotivo último partido de Pierce en Boston (Vídeo)

Desde que Paul Pierce anunciara su retirada al inicio de temporada, un partido quedaba marcado en rojo para los aficionado de los Celtics: la visita de los Clippers al TD Garden. Un choque especial. El último de ‘The Truth’ en la que fue su casa durante 15 temporadas (1998-2013). La última ovación de los seguidores de Boston a toda una leyenda de la franquicia. 

Y Paul Pierce ha tenido su merecido homenaje. Los Celtics se han impuesto con relativa comodidad a los Clippers (107-102), en un choque en el que lo de menos ha sido el resultado. El partido ha estado marcado de principio a fin por el tributo al actual alero de los Clippers, que ha acabado emocionado ante las muestras de cariño de la que fue su afición.

Pierce era presentado con honores en la introducción de los equipos, y recibía una atronadora ovación del TD Garden. Doc Rivers, consciente de lo emotivo del momento, permitía al jugador saltar a la pista en el quinteto titular, y tras 5 minutos se retiraba al banquillo entre lágrimas tras otro emotivo aplauso, al que se unía también la plantilla del conjunto local. Dale al play y no te pierdas el momento y su beso al círculo central de la pista: 

Los Celtics se tomaban ventajas desde el inicio, marchándose con una diferencia de 9 puntos al descanso, y sentenciaban el choque en la segunda mitad convirtiendo los últimos minutos en un mero trámite. Esto provocaba que la afición local se olvidara por unos instantes de animar a los suyos, para pedir el regreso de Paul Pierce a pista. 

La tímida remontada de los Clippers en el último cuarto daba suspense al choque y alargaba la entrada del protagonista, que pese a todo ingresaba de nuevo en el choque en los últimos minutos para cerrar el partido como mejor sabe. «Los seguidores me han hecho meterle, no soy tonto», afirmaba Doc Rivers, que también regresaba a Boston, tras el encuentro. 

Pierce anotaba el triple en la última jugada del encuentro, que sellaba un homenaje perfecto y una despedida para el recuerdo. Así ha sido su última canasta en el TD Garden de Boston, escenario en el que ha escrito las mejores páginas de su historia: