NCAAEstás viendo//March Madness 2022: ¿Cuáles son los principales favoritos al título?
March Madness 2022: ¿Cuáles son los principales favoritos al título?

March Madness 2022: ¿Cuáles son los principales favoritos al título?

Esta misma noche de martes dará comienzo el March Madness 2022, con la disputa del First Four. Un torneo que ya ha sido clasificado como uno de los más imprevisibles de la última década, con un gran número de posibles aspirantes a un título que intentará repetir Baylor Bears, el vigente campeón. Entre ellos, la Duke de Mike Krzyzewski en el año de despedida del histórico Coach K y la Gonzaga del llamativo unicornio Chet Holmgren.

Todos contra Gonzaga y Arizona

Han sido los bloques más fiables durante la fase regular y se han ganado, por méritos propios, ser considerados como máximos aspirantes al título. Dos equipos de gran talento ofensivo, mucho ritmo y con piezas más que interesantes para el próximo Draft de la NBA como Chet Holmgren (Gonzaga) o Bennedict Mathurin (Arizona).

Los Bulldogs únicamente han perdido tres partidos en todo el curso y, aunque no muestran la solvencia de otras temporadas, han conseguido ser el segundo equipo más anotador de todo el país. Mark Few cuenta con un juego interior único, con el unicornio Holmgren y Drew Timme, que ya fue escudero de Jalen Suggs en la última aventura de los Zags en el March Madness. Su punto de experiencia en el perímetro, con Andrew Nembhard, el tirador Rasir Bolton y el imprevisible alero Julian Strawther, puede ser un factor determinante para que, esta vez sí, consigan alzar el ansiado título.

Y esta veteranía es un elemento que, por ejemplo, Arizona no tiene. Muchos incluso les dejaban fuera del torneo en las predicciones previas, pero el trabajo de Tommy Lloyd (exasistente de Mark Few en Gonzaga) ha sido más que sobresaliente, con únicamente tres derrotas en todo el curso. Su gran virtud ha sido haber sabido hacer del juego colectivo su mayor fortaleza. Guiados por el emergente Bennedict Mathurin, los Wildcats han formado un grupo de diferentes recursos y virtudes, con el ala-pívot lituano Azuolas Tubelis y el pívot Christian Koloko como principales acompañantes del canadiense. Sin embargo, la lesión de Kerr Kriisa, su base titular, en el torneo de conferencia puede haber mermado su candidatura al título si finalmente no puede participar en este March Madness.

Baylor, Kansas y Duke ante una gran oportunidad

En el incierto terreno en el que se disputará este March Madness, cualquier equipo con talento y buen físico puede acabar levantando el trofeo. Y aunque el vigente campeón haya cambiado varias piezas principales, esta Baylor debe volver a ser considerada como legítima aspirante al título. Un reconocimiento que Kansas y Duke, dos históricas en momentos muy distintos, esperan también alcanzar en las próximas semanas.

Nunca subestimes el corazón de un campeón. Se fue Davion Mitchell a la NBA y parecía que se terminaba el momento glorioso de los Bears, pero Baylor emergió con un nuevo proyecto que comenzó ya ganando los primeros 15 partidos. Eso sí, en todo este trayecto nunca perdió su identidad. Bryce Drew ha vuelto a crear un grupo de auténticos guerreros, muy físico en todas las líneas. ¿Suficiente para ganar? Sin duda, la lesión de Tchamwa Tchatchua, nombrado defensor del año en la Big 12, no ayudará a que así sea. Necesitarán más de Kendall Brown (hijo de Courtney Brown, antiguo jugador de los Harlem Globetrotters), del polaco Jeremy Sochan y, en especial, de su veterana dupla formada por Adam Flagler y James Akinjo.

Ese punto de experiencia será el principal factor que jugará Kansas en este March Madness. Los de Bill Self presentarán una plantilla de gran físico y versatilidad, encabezada por el alero Ochai Agbaji y el imponente interior David McCormack. Un equipo sin las emergentes estrellas de otras temporadas (Embiid, Wiggins, Josh Jackson), pero que transmite mayor sensación de solidez y regularidad que sus anteriores proyectos.

Y es que los flamantes astros de esta temporada están, prácticamente todos, en Durham. En el último año del legendario Mike Krzyzewski en el banquillo, Duke volvió a ser el mejor equipo reclutando de todo el país, creando un bloque de enorme talento con cinco jugadores destinados a la NBA. Su gran líder, el italiano Paolo Banchero, será uno de los grandes nombres a seguir en este March Madness. Pero no le perdáis ojo tampoco a AJ Griffin o al poderoso Mark Williams, un cinco más clásico pero también muy necesario en un torneo de tanta exigencia.

Jaden Ivey y Jabari Smith… ¿es posible ganar siendo un número 1 del Draft?

La historia nos dice que, aunque no es imposible, sí es bastante improbable. La última vez que sucedió algo similar fue en 2015 con el trío Jahlil Okafor (nº3)-Justise Winslow-Tyus Jones (Duke) y, desde entonces, la gran mayoría de futuras elecciones en el Draft de la NBA han caído antes, incluso, de alcanzar la Final Four. Jalen Suggs (nº5) se quedó a las puertas del título la pasada campaña, pero, si hablamos de números uno (Ivey y Smith están en esa pugna), el último precedente lo marca un tal Anthony Davis en 2012.

Sin embargo, tanto Purdue como Auburn merecen ser considerados como candidatos, y no únicamente por tener en sus filas a un talento tan especial. Los Boilermakers han sido un equipo tan irregular como excitante y Jaden Ivey llega a este torneo final en un gran estado de forma. Además, los de Matt Painter cuentan con una pareja interior de plenas garantías, con Trevion Williams y el gigante Zach Edey (2’24), todo un condicionante para los rivales. Sin embargo, necesitarán también que piezas como el tirador Sasha Stefanovic lleguen bien engrasadas al torneo.

Más confianza desprende, a priori, el equipo de Bruce Pearl. Con el exuberante Jabari Smith como principal referencia, los Tigers han vuelto a ser un equipo muy activo en todas las líneas, creciendo desde el talento individual y, en especial, desde su intenso trabajo defensivo. Con Walker Kessler (2’16) como cierre final, Auburn ha sometido a sus rivales a base de tapones (el mejor de todo el país), dejando libertad en ataque para la explosión incandescente de su gran estrella. Sin embargo, Smith necesitará mayor apoyo de la línea exterior, y los porcentajes de Wendell Green (32% en triples) y KD Johnson (29,4%) son serios motivos de preocupación.

Aparte de Jaden Ivey y Jabari Smith, debemos destacar también otros equipos cuyo principal núcleo lo integra una más que probable primera ronda del próximo Draft. Una clásica del one-and-done como Kentucky ha reforzado su talento novato (ojo a TyTy Washington, uno de los mejores exteriores de esta camada) con transfers ya consolidados en la competición (Oscar Tshiebwe, máximo reboteador de la NCAA, y Kellan Grady), mientras que Wisconsin (Johnny Davis) o Iowa (Keegan Murray) serán dos equipos muy a seguir de cerca para las franquicias NBA.

UCLA y Villanova, la alternativa más clásica

Semifinalistas en la última edición, los Bruins son un serio candidato a regresar a la Final Four. Y es que los californianos apenas han sufrido modificaciones en su plantilla, así que Johnny Juzang y el mexicano Jaime Jaquez tendrán una nueva oportunidad en este March Madness. Un caso bastante similar al de un frecuente campeón (2016 y 2018) como Villanova que, pese a sufrir la salida de Jeremiah Robinson-Earl a la NBA, pudieron mantener gran parte del bloque para volver a dominar en la Big East, guiados de nuevo por su metódico base Collin Gillespie.

Estos son únicamente algunos de los equipos que más posibilidades tienen de alcanzar la Final Four. Pero si ya conocéis lo que significa el March Madness, también sabréis que siempre hay algún invitado inesperado a la fiesta final… ¿verdad, Loyola Chicago?

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)