Davis, el Godzilla de la NBA. Así ha sido su evolución muscular. ¡Qué portento!

Davis, el Godzilla de la NBA. Así ha sido su evolución muscular. ¡Qué portento!

El pívot de los New Orleans Pelicans suma enteros para dominar la NBA este próximo curso. La franquicia ha informado que su interior de 2.08 m. ya supera los 114 kilos. Puro músculo para su pintura…¿el próximo MVP?

En 2012 entró a la NBA como un proyecto de los mejores en los últimos años y en el número 1 del draft de ese mismo año. La duda era si con su ligero chasis podría defender a jugadores de gran tamaño. Duda resuelta. Ha ganado peso en músculo y ahora es una auténtica bestia.

A su entrada a la mejor liga del mundo desde la Universidad de Kentucky, pesaba 99.8 kilos…¡y ya ha cogido 15! Y todo ello sin dejar uno de los hombres grandes más móviles de la competición. «Está más fuerte que nunca», asegura el preparador Jason Sumerlin.

Su nueva dieta le ha ayudado a mantener el 10 por ciento de la grasa corporal. En SB Nation creen que todavía puede tener dificultades con interiores como Andrew Bogut o Dwight Howard en la Conferencia Oeste, pero que la pesadilla que puede imponer con su avance físico le ayude a generar más puntos todavía en canastas fáciles.

Con 15 años, 75 kilos (1.88 m), con 17 pesaba 87 (2.00 m), con 19 años subió hasta los 96, a su entrada a la liga cerca de 100 y ya 114…una nueva bestia en la NBA.