Eurobasket 2022Estás viendo//Los cuentos de hadas existen. España, campeona de Europa en Berlín
Los cuentos de hadas existen. España, campeona de Europa en Berlín

Los cuentos de hadas existen. España, campeona de Europa en Berlín

Si los cuentos de hadas existen, España escribió un bestseller en este Eurobasket. Berlín fue testigo de como la selección se coronaba campeona de Europa por cuarta vez en su historia tras una final excelsa que dominó de principio a fin, sometiendo a Francia, inferior y sin capacidad de respuesta a los triples de Juancho (7) y a la pizarra inigualable de Scariolo, creador de un equipo en mayúsculas. La obra del italiano, en su octava medalla como seleccionador, trasciende a las anteriores. Elevó el nivel de un grupo con hasta siete jugadores sin experiencias en grandes citas. Maximizó virtudes, asignó roles y exprimió su rendimiento, mareando una y otra vez a los rivales con un libreto superlativo. Y le ganó nuevamente la partida a Collet (6-0).

España, como en las finales de antaño, doblegó a su rival con una capacidad innata para competir. Alargó su racha contra Francia en los Europeos, a la que ha ganado en 18 de los 22 partidos disputados a lo largo de la historia. El legado sigue.

ESTADÍSTICAS

En un alarde de confianza y planteamiento táctico, la Selección firmó un inicio inmejorable. Willy Hernangómez superó el primer envite con Gobert y Jaime Fernández, que no había anotado ningún punto en toda la fase final del campeonato, enlazó una primera rotación exquisita, incluyendo 7 puntos y 3 robos en los primeros minutos. Se crecía España (16-7, min 7) ante una Francia incómoda, acumulando pérdidas, algunas en posesiones donde tan siquiera lanzaba a canasta por la extenuante telaraña española.

La primera sacudida en los banquillos no alteró el plan de España, excelente en defensa y con una altísima productividad en ataque. Anotó Alberto Díaz al borde de la posesión y Rudy cerró el primer cuarto con un triple, respondiendo a otro anterior de Heurtel (23-14). Collet no buscaba los centímetros de Gobert y Poirier, y Yabusele no imponía su físico. Buenas noticias para España.

El segundo periodo comenzó con dos triples consecutivos de Juancho Hernangómez. Tuvo que detener el partido rápidamente Collet, pues se distanciaba España (29-14, min 12) en el marcador. Buscaba un rincón donde apaciguar el chaparrón el seleccionador francés, pero Juancho tenía otros planes. En una actuación sin parangón, propia de Stephen Curry, Juancho enlazó un total de 5 triples seguidos sin fallo (serían 6 de 7 al descanso). Enloquecía el Mercedes Benz Arena ante el acierto del madrileño, en trance. La brecha se hacía mayor con otro triple, esta vez de Brizuela (41-22, min 15).

Se veía noqueada Francia, casi en la lona tras una gran acción de Willy en la continuación, que le sacó la falta a Gobert y ponía el 47-26 en el marcador (min 18). Ver para creer. Sin embargo, un 0-11 de parcial galo, con Heurtel y Fournier como estiletes, empañó una gran primera mitad de España, que se fue con una renta de diez al descanso (47-37).

Mantuvo la inercia Francia tras el entreacto, compareciendo en la final y demostrando una vez más su carácter de supervivencia. Sin grandes alardes, los galos se pusieron a tres (49-46). El temporal iba a llegar y España debía capearlo. La reacción fue contundente, de nuevo con un acertado Jaime Fernández, ágil de piernas y con el punto de mira en el aro. Enlazó ocho puntos seguidos el escolta de Unicaja, con dos triples, y la Selección lograba distanciarse con un 12-2 de parcial (61-48, min 26). Fournier siguió en su empeño de mantener vivo a su país, encontrando en Okobo a su mejor aliado (63-57, min 28). El tercer acto finalizó con un triple de Rudy, que hizo volar a Albicy, y con un portentoso tapón de Garuba, que le cerró las puertas a un confiado Okobo (66-57).

El último periodo comenzó con un incomprensible error arbitral. No vieron que un balón tocó el aro, evitando una nueva posesión de España. “You can’t make a mistake like this”, espetó Scariolo a los colegiados, recibiendo una técnica. El fallo no despistó a España, espoleada por un Juancho que reconectó con su versión tiradora y puso nuevamente los dobles dígitos de diferencia en el marcador (71-61, min 33). 

Lorenzo Brown encontró un pasillo, definitivo, el que condujo a España hasta la gloria, pues Francia claudicó, impotente, ante la solidez de un grupo que creyó desde el día uno y cuando lo tuvo en su mano no titubeó.

España tocó el cielo de Berlín en su cuarto oro europeo. En el torneo con menos expectativas. Cuando el objetivo no era fracasar… Qué manera de campeonar.

Consigue aquí tu número de Gigantes del Basket del mes de octubre.

 

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)